Fusion Fitness se mudó a un local de 250 m2 en Río Gallegos

Fusion Fitness se mudó a un local de 250 m2 en Río Gallegos

Fusion Fitness mudó sus instalaciones a un local de 250m2 ubicado en calle Mendoza 45, en Río Gallegos. Anteriormente, este gimnasio ocupaba un inmueble de 150 m2 en Don Bosco 475, cuyo contrato de alquiler no lograron renovar. “La dueña nos pidió el lugar porque su hijo lo necesitaba para un emprendimiento”, relata Mónica Sandrk, directora del gym.

Sandrk comenta que luego de recorrer 33 locales y galpones dio con el lugar indicado. “Tuvimos que hacer las reformas y acondicionar el local en poco tiempo para que tuviera el estilo de Fusión Fitness. Desde el pintor hasta el gasista y el electricista todos sabían que el tiempo nos apremiaba”, dice la propietaria del gym.

“Este local era un pelotero, lo transformamos en dos salones y lo identificamos con nuestros colores. Teníamos que ponerle la cartelería e iluminación, así que toda esta gente trabajó 10 días de manera incesante desde las 8.00 hasta la 1.00 de la mañana”, detalla. Tras las tareas de remodelación, Fusion Fitness pudo finalmente reabrir sus puertas el 14 de junio pasado.

“Metafóricamente, para mí, fue como si el gimnasio hubiera estado en terapia intensiva y recién el 14 de junio su corazón empezó a latir”, dice Sandrk. En Fusion Fitness, el entrenamiento funcional es la actividad principal, pero “a partir de la pandemia, los socios  nos pidieron otras clases los ayudaran a superar las secuelas del Covid-19”, señala.

Algunas de esas nuevas actividades que se ofrecen en este gimnasio son: Bodyattack, minitrampolines, hatha yoga, yoga, funcional kid, stretching y Full Body y Pilates. “Tener dos salones nos permite ahora trabajar en simultáneo con dos actividades en el mismo horario y podemos ofrecer más servicios a nuestros clientes”, comenta.

Los abonos en Fusion Fitness van desde $2 mil pesos mensuales para asistir 3 veces por semana y $1800 mensuales por 2 veces a la semana. Este cambio de instalaciones requirió de una inversión de $ 900 mil pesos. En este gimnasio trabajan 15 colaboradores y el objetivo de Sandrk es “alcanzar los 600 socios entre todas las disciplinas para el mes de noviembre”.

Según esta emprendedora, en ciudades como Río Gallegos la gente privilegia la cercanía. “Estamos en frente a un supermercado conocido en la Patagonia que genera una circulación importante de gente”, comenta. Fussion Fitness nació en el año 2015 y en su primera ubicación de 150m2 ofrecía solo entrenamiento funcional y pole dance.