Fitness Gym abrió sus puertas en Moreno, al oeste del conurbano bonaerense

Fitness Gym abrió sus puertas en Moreno, al oeste del conurbano bonaerense

En octubre pasado abrió sus puertas el gimnasio Fitness Gym en el barrio Alcorta del partido de Moreno, en zona oeste del Gran Buenos Aires. Este nuevo emprendimiento impulsado por Lucas Allende nació durante la cuarentena e iba a inaugurarse recién en 2021, pero el centro de entrenamiento funcional de 450m2  logró comenzar a funcionar bastante antes de lo previsto.

En un contexto de pandemia, Allende descartó la oferta de clases numerosas y optó por privilegiar servicios personalizados y en pequeños grupos, lo cual le permite cumplir con las medidas de distanciamiento social, preventivo y obligatorio pautadas por los protocolos. Además, el gimnasio cuenta también con un espacio para realizar actividades al aire libre.

El gimnasio cuenta con diez colaboradores y su mensual va de los $1500 a los $3500 pesos, según la cantidad de sesiones que contrate el usuario. A su actual oferta de clases de CrossFit y Funcional, Allende espera agregar otras como Zumba Spinning. Su expectativa es terminar el presente año con al menos 200 socios activos.

“Teniendo en cuenta los efectos de la pandemia, apuntamos a números razonables. Pusimos una vara media que estamos superando”, afirma el entrenador personal. El gimnasio funciona con todos los protocolos de salud exigidos y a los que sumó los propios, que hicieron en colaboración con el abogado Agustín Elías. También optaron por distribuir los horarios con turnos previos entre las 8.00 y las 21.00.

“Buscamos atraer un público que quiera optimizar sus tiempos de entrenamiento y que valores la atención personalizada”, destaca Allende, quien invirtió 2 millones de pesos para montar este centro equipado con las marcas Uranium Fitness y Fenix Equipment.

“Como principal expectativa a largo plazo, me gustaría transformar este espacio en un club que ofrezca varias actividades”, dice el emprendedor, al tiempo que revela que ya tiene ofertas para abrir una segunda sede en Merlo y en Padua.