Esquel volvió a fase 2 y los gimnasios deben atender a un alumno por turno

Esquel volvió a fase 2 y los gimnasios deben atender a un alumno por turno

El intendente de Esquel, Sergio Ongarato, anunció la vuelta a fase 2 de esta ciudad chubutense debido al aumento de casos de Covid-19. En un principio la medida se prolongaría hasta el 11 de enero. A partir de esta medida, los gimnasios solo pueden atender a un solo alumno por turno. Como respuesta, el sector envió ayer un pedido formal a la Municipalidad para que deje sin efectos las restricciones para los centros fitness.

 

“A todo el rubro nos sorprendió y más teniendo en cuenta el día en que se aplicó (30 de diciembre), a última hora y en medio de las fiestas”, cuenta Iñaki Rey, dueño del Centro de Entrenamiento Apolo. “Nos aplicaron la restricción de un máximo de una persona por profesor y básicamente es lo mismo que decirnos cierren sus puertas. Esto no es rentable para nosotros”, explica Nahuel Mastronardi, dueño de Phenix CF.

 

Con respecto a las restricciones adoptadas para los gimnasios, aseguran que es insostenible y que serán traducidas en un aumento de la cuota. “Mi lugar de trabajo es de 200 metros cuadrados, puedo trabajar tranquilamente con 15 personas por turno respetando la distancia y realizando la desinfección cada 15 minutos”, dice Rey.

 

Durante el día de ayer se elevaron algunas notas desde la Asociación de Comerciantes de Esquel para pedir que se flexibilicen los horarios. “Nos obligan a todos los comerciantes a cerrar a las 19.00 y los fines de semana podemos trabajar hasta las 13.00. No hay una lógica clara en las decisiones que se tomaron”, asegura Rey.

Además, el rubro de gimnasios presentó un pedido a través de la Secretaría de Deportes para que llegue a manos del intendente. “Planteamos que quede sin efecto esta medida contra los gimnasios y que nos dejen seguir trabajando, respetando los protocolos que fueron diseñados para esto”, cuenta Rey.

 

“Ahora nadie nos da un fundamento sólido de por qué somos los únicos cerrados en la ciudad. El resto de los comercios están todos abiertos, no hay razón para que los gimnasios estén cerrados”, asegura Mastronardi. “Si no obtenemos una respuesta favorable esta semana, tenemos pensado hacer una manifestación importante o sino contemplaremos la posibilidad de abrir aunque no tengamos permiso”, finaliza.

 

En la nota presentada al Municipio de Esquel, aseguran que los gimnasios son centros seguros ya que cuentan con el mayor protocolo de prevención y cuidado que fue elaborado durante los dos primeros meses de la pandemia. A esto se suma que los comercios ya venían afectados económicamente sin recibir ningún tipo de apoyo por parte del Municipio.