“Es importante que se nos declare como un sector vulnerable”, dice Nicolás Loaiza, presidente de Bodytech Colombia

“Es importante que se nos declare como un sector vulnerable”, dice Nicolás Loaiza, presidente de Bodytech Colombia

“Sentimos que es importante que se nos declare como un sector vulnerable y que (el gobierno) entienda que estamos en una situación difícil”, señaló Nicolás Loaiza, presidente de Bodytech Colombia, en una entrevista con el medio Forbes. A su vez, en la charla participó David Raya, gerente general de Smart Fit Colombia.

“Hemos tratado de cubrir nuestra operación y buscar caja en el sector financiero con el objetivo de garantizar los puestos de trabajo, que es la prioridad en este momento, después de cuidar la salud”, afirmó Loaiza. Por este motivo, el conjunto de los principales actores del fitness le envió una carta al presidente Iván Duque Márquez.

“El 16 de marzo, cerramos nuestras sedes por cuenta propia, pensando en la salud de los colombianos. Lamentablemente, durante este período no hubo ninguna ayuda tangible del gobierno, y después de casi siete semanas cerrados y sin un panorama de cuándo poder abrir, la situación es cada vez más complicada”, explica Raya.

“Estamos pidiendo reabrir después del 11 de mayo, cuando se acabe la cuarentena- agrega Raya-. En el caso de que no podamos abrir en tres o cuatro semanas, pedimos tener claridad, primero de cuál sería la fecha más probable para reabrir; y, segundo, que nos permitan trabajar en conjunto con el Ministerio de Salud”.

Para anticiparse al momento de reapertura, los gimnasios buscan definir un protocolo de seguridad e higiene. En esta línea, Loaiza cuenta que ya le han mandado un reglamento a modo de sugerencia a las instituciones de salud y ministerios “con el propósito de ir adelantando pasos (…) y ponernos de acuerdo con el gobierno nacional”.

A la hora de redactar la carta dirigida al gobierno, también se tuvo en cuenta la situación de los gimnasios más pequeños. “En abril les tocó tener que pagar arriendos, y vieron que no tenían sus ingresos, entonces (debieron) cerrar o devolver el local, despedir a su equipo humano, o buscar créditos o prestamos”, explica el presidente de Bodytech.

“Se han anunciado muchas medidas de alivio pero no sentimos que haya bajado a nuestro sector- opina Raya-. También es una realidad que no puedes hacerlo a base de préstamos bancarios o del gobierno. Debería haber alivio tributario significativo que nos permita seguir cumpliendo con el pago de las nóminas (salarios)”.

Para la vuelta de los gimnasios, ambas cadenas piensan tomar medidas similares como la limitación del aforo por medio de turnos para entrenar, el uso de tapabocas, y la medición de la temperatura corporal de los socios. A su vez, Raya agrega que en Smart Fit “se les hará una prueba de olfato, que es un indicio de que se tiene el virus”.