Energym, de Godoy Cruz, Mendoza, renovó su sala de musculación

Energym, de Godoy Cruz, Mendoza, renovó su sala de musculación

El gimnasio Energym de Godoy Cruz, Mendoza, renovó todo el equipamiento de su sala de musculación. Con una inversión de U$ 45 mil dólares, adquirió 16 nuevas máquinas de fuerza de la marca Starke y renovó también el piso de la sala de 200m2. Este gimnasio, ubicado en calle Belgrano 1501, cuenta actualmente con 600 usuarios activos.

Energym ofrece –por una cuota mensual de $3150 pesos- servicios de musculación, cardio y clases de fitness, entrenamiento funcional, yoga, boxeo recreacional y HIIT. “Ofrecemos servicios tanto para personas que nunca hicieron actividad física como para deportistas que buscan desafiarse día a día”, destaca Marcelo Innella, propietario del gimnasio.

Nacido en 2007, este gimnasio tiene 700m2 y su propietario espera alcanzar en el corto plazo los 800 socios que tenía antes de la pandemia. “Uno de nuestros valores es la innovación y creímos que era el momento de demostrarlo. Porque tenemos la expectativa de que el mercado crezca mucho en los próximos meses con la llega de clientes nuevos”, dice.

Además de las salas de musculación y fitness grupal, Energym cuenta con un espacio exclusivo para clases de boxeo recreativo y de HIIT. “Con el nuevo equipamiento buscamos que los socios disfruten de una experiencia de entrenamiento diferente, que los motive, siempre en un entorno de seguridad y confort, con asesoramiento profesional”, comenta.

“Nuestro gimnasio –añade Innella- tiene ambiente familiar. Vemos cada socio un amigo, al que le brindamos atención personalizada en un clima de hospitalidad, ameno y cordial”. El equipo de Energym está compuesto por profesores nacionales de educación física, con vasta y reconocida trayectoria en Mendoza.

“Nuestro compromiso –dice Innella- es entregar un servicio orientado al logro de objetivos de nuestros socios, porque realmente trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas” Este gimnasio está abierto 6 días de la semana y, según su dueño, “además de entrenar, los socios vienen a nuestro espacio para crear nuevas relaciones y disfrutar con sus amigos”.