En Uruguay, el gimnasio Montevideo Knockout mudó su sala de entrenamiento a la azotea del edificio que ocupa

En Uruguay, el gimnasio Montevideo Knockout mudó su sala de entrenamiento a la azotea del edificio que ocupa

Luego de que el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, anunciara el cierre de gimnasios hasta el 18 de diciembre, algunos centros decidieron salir a dar sus clases al aire libre. Montevideo Knockout trasladó sus actividades a la azotea de su edificio en Luis de la Torre para tratar así de mitigar el impacto económico de este cierre obligado de sus instalaciones.

«La primera opción era mudarse a la cancha abierta de un club de bochas de la zona», comenta Santiago Gallo, director y coach de Montevideo Knockout. Pero tres días después del comunicado del presidente de Uruguay, el último sábado por la mañana, el gimnasio logró reabrir sus puertas en la azotea del edificio que ocupa.

Gallo tuvo que re-estructurar la agenda y organizar la grilla de clases. Con el gimnasio en el techo, un grupo de encargados debe desarmar y rearmar diariamente las zonas de entrenamiento para asegurar la protección de las máquinas y los elementos. Ahora están evaluando hacer una estructura con malla sombra para protegerse de los rayos del sol.

Siguiendo las normas del Ministerio de Salud Pública, el aforo fue reducido a un máximo de diez alumnos por clase. Las personas deben reservar previamente su lugar a través de una aplicación y al ingresar se les controla la temperatura. Las actividades de Sparring fueron eliminadas y también tuvieron que modificar el formato de las clases de combate.

“Los socios están muy agradecidos y entusiasmados con las nuevas clases”, asegura Gallo. Cuando terminan los entrenamientos, los grupos se encargan de limpiar y desinfectar los materiales. Aun así, el gimnasio se asea varias veces al día. Incluso, en la entrada pusieron un pediluvio con amonio cuaternario y, por el momento, los vestuarios se mantienen cerrados.

De cara al inicio del verano, Gallo espera volver lo antes posible a dar clases dentro del gimnasio, pero aún queda esperar las siguientes medidas del gobierno. «Hay rumores de que se va a extender por varios meses», comenta.

Montevideo Knockout (MKO) se fundó en junio de 2006 como un centro especializado en artes marciales, deportes de Combate y CrossFit. Cuenta con unos 350 socios en promedio a lo largo de todo el año, con una cuota mensual que va de $2400 a $2800 pesos uruguayos (55 a 65 dólares), dependiendo del plan de pago y de las actividades que realicen.