En Perú, los gimnasios de varias regiones, incluida Lima, deberán cerrar desde este domingo

En Perú, los gimnasios de varias regiones, incluida Lima, deberán cerrar desde este domingo

A partir de este domingo y por 15 días al menos, los gimnasios de varias regiones de Perú –clasificadas como regiones de nivel extremo y muy alto de contagios- deberán cerrar sus puertas una vez más. Mientras que en las regiones que están en nivel alto, el funcionamiento de los centros de fitness estará permitido con un aforo del 40 por ciento.

Ayer por la noche se conocieron estas nuevas medidas sanitarias del Gobierno que regirán del 31 de enero al 14 de febrero. El funcionamiento de gimnasios queda prohibido en las regiones de Áncash, Ica, Pasco, Huánuco, Junín, Huancavelica, Apurímac, Lima Región, Lima Metropolitana y Callao. Solamente estarán abiertos supermercados, bodegas y farmacias.

También deberán cerrar sus puertas los centros de fitness situados en la ciudades de Tumbes, Cajamarca, Ayacucho, Cusco, Puno, Arequipa, Moquegua, Tacna y región Amazonas, ya que todas se encuentran en zonas de nivel muy alto, donde solo estarán permitidos los bancos y tiendas de abastecimiento de productos básicos con aforo del 50 por ciento.

Podrán operar al 40 por ciento de su capacidad los gimnasios del norte del país, en ciudades de “nivel alto” como Piura; Loreto; San Martín; Lambayeque; La Libertad; Ucayali; Madre de Dios. “Va a pasar como en cierres anteriores y la medida se va a extender por un mes o más”, destaca Antonio Barrera, de Miura Gym del Distrito de San Luís, en Lima.

En la opinión de Barrera, la actividad se ha vuelto inviable porque la inversión en protocolos sanitarios disparó todos los gastos. “Alquilamos parte de nuestro gimnasio para tener un ingreso, pero no nos alcanzaba para mantener el negocio”, afirma. Al conocer esta noticia, se espera que la Asociación de Gimnasios de Perú convoque a una movilización pacífica.

“Cada 15 días van a ir dando a conocer nuevas medidas, que dependerán de cómo se vaya presentando la pandemia”, asegura Mizael Alva, propietario de Slym Gym de Lima. Por su parte, Barrera agrega: “Los gimnasios fuimos los últimos en abrir y ahora somos los primeros en cerrar, ni siquiera tenemos apoyo económico por parte del Gobierno”.

 

La situación de Gonzalo Angulo, propietario de Planet Fitness en Víctor Larco, La Libertad, es menos complicada, al menos de momento. “Mi departamento es el menos afectado por estas medidas. Nosotros todavía tenemos disponibilidad de camas UCIS, pero en 15 días ya se están pensando en que pueden llegar a cerrarnos. Tenemos que estar listos”, afirma