En Estados Unidos, la recuperación del sector es impresionante

En Estados Unidos, la recuperación del sector es impresionante

El sector del fitness en Estados Unidos está indudablemente avanzando de forma continua hacia una recuperación impresionante. Hubo un notable aumento de visitas únicas y en el número medio de visitas mensuales por visitante. Esto se desprende del documento Fitness Deep Dive, publicado en mayo por Placer.ai, una plataforma de análisis de tráfico peatonal.

El informe de Placer.ai atribuye esta recuperación a “un enfoque ágil e innovador que ha permitido a los actores clave adaptarse a cambios en el comportamiento del consumidor”. Desde la adopción de nuevos modelos híbridos, pasando por un mayor énfasis en la salud hasta lograr que el fitness sea más asequible a otros segmentos socioeconómicos.

“Al comparar el número de visitas mensuales a gimnasios en 2021 con los niveles de 2019, se revela un paso claro y marcado hacia adelante. La brecha de visitas en marzo se redujo solo un 21,2% -respecto de 2019-, la más baja desde que comenzó la pandemia. Esto se vio impulsado por un aumento del 26,8% en las visitas entre febrero y marzo”.

El aumento del número medio de visitas mensuales por visitante es otra señal alentadora. Un análisis de 16 cadenas de gimnasios líderes mostró que ese indicador ha vuelto a subir de forma gradual y constante. En enero y marzo de 2021, los gimnasios recibieron a sus miembros en promedio 3.6 veces al mes, una cifra igual a la de enero de 2020.

Otros hallazgos significativos

– Entrenamientos más cortos: hubo disminución en la duración de la estadía de los miembros en la mayoría de los gimnasios. Aumentaron las visitas breves -de 15 a 29 minutos- y disminuyeron las más largas -75 minutos o más-. Esto puede ser un alivio a las restricciones de capacidad, ya que les permite a los gimnasios rotar miembros más rápido.

– Cambios en los horarios de visita: hubo un aumento sustancial de las visitas a los gimnasios al mediodía – entre las 11 a.m. y las 4 p.m. a expensas de las visitas nocturnas – de 6 pm y 11 pm- y de las matutinas – de 5 a 7 a. m-.

Ambos datos confirman la tendencia de entrenamientos más cortos a mitad de la jornada laboral o entre tareas domésticas. Sin embargo, a medida que el impacto de la pandemia comienza a disiparse y los horarios vuelven a la normalidad, es probable que ambos hábitos sigan cambiando y, por lo tanto, requieran ser monitoreados.

Pueden acceder aquí al informe completo (en inglés).