En Estados Unidos, algunas cadenas de gimnasios optaron por montar instalaciones al aire libre

En Estados Unidos, algunas cadenas de gimnasios optaron por montar instalaciones al aire libre

Ante la imposibilidad de prestar servicios indoor, varias cadenas de gimnasios de Estados Unidos trasladaron sus equipos al aire libre en las últimas semanas para mitigar el impacto de la crisis ocasionada por la pandemia. Beaverton, Folton, Roseville, San Diego y Los Ángeles son algunas de las ciudades en las que se armaron estos gimnasios dentro de carpas blancas.

En Beaverton, Murray-Scholls Place combina carpas al aire libre con patios de césped para asegurar la distancia social. «La salud y el bienestar mental, físico y emocional de nuestros miembros es primordial”, comenta Meredith Klausner, presidente de 24-Hour Fitness. Por eso, los usuarios deben reservar su turno previamente a través de una aplicación gratuita.

También Chuk Ortez, gerente del Distrito de Folsom de 24-Hour Fitness, comenta que al inicio de diciembre arrancaron con la misma propuesta. “Las personas extrañaron no sólo realizar ejercicio por lo físico, sino también para su yo interno, su ser mental”, cuenta Ortez. Ahora se encuentran a la espera de nuevos elementos para ofrecer entrenamientos grupales.

En Roseville se montaron 20 mil m2 de carpas desde el 15 de agosto. California Health Fitness mudó sus instalaciones a los estacionamientos de sus sedes más grandes en 12 lugares diferentes. Randy Car, CEO de la compañía, dice: “Las carpas blancas gigantes son el mayor símbolo de estos tiempos son para los gimnasios”.

En la primera quincena de noviembre, Crunch Fitness abrió cuatro gimnasios al aire libre. “Esta es la cuarta vez en el año que tenemos que mover los gimnasios afuera”, dice Carly Hodson, gerente de la cadena. En estos gimnasios improvisados establecieron protocolos de vallado y seguridad para controlar el uso de las maquinarias y los elementos.

En Los Ángeles, Equinox, una cadena de clubes de fitness premium, ofrece una experiencia completa al aire libre. Con pisos de caucho, muchos elementos y sistemas de altavoces, el gimnasio ofrece actividades grupales e individuales en la azotea de un edificio especialmente ambientada para garantizarles seguridad a sus usuarios mientras entrenan.