En Brasil, el Secretario de Salud de San Pablo reconoció que fue un error cerrar los gimnasios

En Brasil, el Secretario de Salud de San Pablo reconoció que fue un error cerrar los gimnasios

El Secretario de Salud del Estado de San Pablo, en Brasil, reconoció a la prensa que fue un error mantener cerrados y reducir los horarios de funcionamiento de los gimnasios el año pasado durante la fase anaranjada. “Algunas de las medidas del Plan San Pablo 2020 fueron equivocadas”, dijo El Dr. Jean Gorinchteyn en declaraciones radiales.

“Se vio que esos lugares (los gimnasios) son absolutamente seguros, que las personas realmente cumplen con los protocolos”. Por esos motivos, esas restricciones fueron modificadas en 2021 en la revisión del plan. “Nos dimos cuenta de que disminuir la circulación de personas dentro de los gimnasios significaba aglomerarlas en determinados horarios”, explicó. “No tengo dudas de que esa medida fue un error”, añadió.

En mayo de 2020, el presidente Jair Bolsonaro publicó un decreto en el que incluía a los gimnasios dentro de una lista de actividades esenciales y, por lo tanto, debían permanecer abiertos, siempre y cuando respetaran las recomendaciones del Ministerio de Salud. Sin embargo, el gobernador de San Pablo, João Doria, mantuvo -al igual que otros Gobernadores- cerrados a los gimnasios durante varias semanas por “la (supuesta) inexistencia de condiciones sanitarias”, lo cual llevó a la quiebra a varios.

“Todavía estamos impactados por las declaraciones del Secretario de Salud”, dice el consultor brasileño Almeris Armiliato. “Vivo en San Pablo y el Gobierno de nuestro estado está en medio de una guerra política con el Presidente, pero ahora está perdiendo fuerza”, cuenta.

Por su parte, Ricardo Cruz, director de B2F, asegura que, aunque el Gobierno nacional determinó que los gimnasios son una actividad esencial, en la práctica la situación fue otra en la mayoría de los Estados. “En San Pablo, solo en algunas ciudades hicieron caso a ese decreto y los gimnasios pudieron funcionar en horario normal, siguiendo el protocolo”.