En 2024, Lit abrirá sus primeros dos gimnasios en Chile

En 2024, Lit abrirá sus primeros dos gimnasios en Chile

Durante el primer semestre de 2024, Lit pondrá en marcha sus primeros dos gimnasios en Chile. La flamante marca se lanzará al mercado con dos modelos bien diferenciados, Lit Fitness y Lit Studio. La construcción de ambas instalaciones, que estarán ubicadas en el sector oriente de Santiago, demandará una inversión de U$ 3.1 millones de dólares.

Este nuevo proyecto cuenta entre algunos de sus accionistas con dos empresarios relevantes para el sector del fitness en Chile.  Por un lado, Mauricio Musiet, quien fundó en 1993 la cadena Sportlife, que fue vendida en 2015 al grupo colombiano Bodytech; y, por otro lado, Yeison Cubides, exgerente de operaciones de la misma compañía chilena.

Orientada a un público más joven, la primera unidad de Lit Fitness tendrá 2500m2 en los contará con zonas de peso libre, máquinas selectorizadas, máquinas con carga a disco, un área con equipamiento cardiovascular, una zona de entrenamiento funcional indoor de 300m2 y una outdoor de 270m2, un espacio de Crossfit y algunos amenities.

Por su parte, con el foco puesto en mujeres de todas las edades, Lit Studio tendrá un formato boutique, de 850m2, en el que ofrecerá múltiples espacios y experiencias de entrenamiento semi-personalizado, con más de 300 clases semanales. Ambos gimnasios tendrán equipamiento de marcas como Life Fitness, Hammer Strength y Volt.

“Los dos modelos fueron pensados y estructurados con el máximo detalle, proyectando su escalabilidad en el corto plazo. Están configurados para franquiciarse llave en mano, con muchas facilidades para su implementación”, explica Cubides, quien además asegura que “una de nuestras promesas es que ningún socio deberá esperar para usar una máquina”.

En la misma línea, el ejecutivo amplía: “Nuestros gimnasios tendrán un equipo humano profesional, diseño vanguardista, iluminación robotizada y mucha tecnología al servicio de los socios en materia de entrenamiento, nutrición, evaluaciones físicas y manejo de sus planes”. Detrás del telón, Cubides asegura que la gestión será moderna y automatizada.

Este emprendedor de origen colombiano sabe que, en la actualidad, “el mercado en Chile es más competitivo en todos los segmentos” y que hay un consumidor cada vez más informado y exigente. “Se ha incorporado público más joven y hay una diversidad enriquecedora en la oferta actual, lo cual favorece el aumento de la penetración”, explica.

Sin embargo, la tarea que tienen por delante no será fácil y plantea algunas dificultades que deberán superar. “Hay un alto costo en la construcción, aumentó el precio del equipamiento y, coyunturalmente, las tasas de interés son altas, lo que en conjunto hace que el ratio de retorno de las inversiones sea más lento”, detalla Cubides.

La economía chilena no crece hace un par de años, predomina un ambiente político polarizado, aumentó la inseguridad, y el clima de negocios es incierto, mientras se esperan reformas relevantes por parte del Gobierno. “No obstante, vemos de manera positiva el rubro y vislumbramos un escenario sólido a mediano y largo plazo”, dice.