En 2020, Smart Fit perdió apenas un 3% de su base de clientes

En 2020, Smart Fit perdió apenas un 3% de su base de clientes

Después de pasar siete de los 12 meses del año 2020 con prácticamente todas sus unidades cerradas, la cadena de gimnasios de bajo costo Smart Fit terminó el año pasado con una caída de tan solo el 3% de su base total de clientes (a 2,59 millones de usuarios), y con una expansión del 9% en la cantidad total de unidades, alcanzando las 900.

Según los Resultados 2020 divulgados por la compañía, en el año los ingresos netos de Smart Fit cayeron 36,7%, a R$ 1,26 mil millones (U$ 223,5 millones de dólares). Pero aún con tantas dificultades, el EBITDA fue positivo en R$ 53,8 millones (U$ 9,5 millones de dólares). Esta cifra representa  una décima parte de lo que fue en 2019.

A pesar de resistir en muchos frentes, la compañía de origen brasileño no pudo evitar el derroche de caja, que totalizó R$ 107 millones en el año , frente a una generación de R $ 483 millones en el año anterior. El resultado final del balance registró una pérdida de R $ 487 millones frente a R $ 287 millones, en la comparación entre 2020 y 2019.

Sin embargo, el futuro se presenta promisorio para esta compañía. En declaraciones a la revista Exame In, Edgar Corona, fundador de Smart Fit, reconoció tener altas expectativas ya que la importancia que la salud ha tomado en la vida de la gente “hará que crezca la demanda de nuestros servicios una vez que se normalice la circulación de personas”.

Respecto de la posibilidad en el corto plazo de una oferta pública inicial (OPI) de Smart Fit, Corona dijo: «No sé si éste es el mejor momento». Y en esta línea agregó: “Las capitalizaciones son normales en nuestra vida, con nuestra expansión. Están en el ADN de la empresa. Por supuesto, esto sucederá en algún momento de los próximos cinco años».

Smart Fit es controlada por la administradora de fondos de capital privado Pátria Investimentos, y tiene entre sus socios minoritarios a Canada Pension Plan Investments (CPPI) y Dynamo. A fines de diciembre pasado, Smart Fit cerró una capitalización de R$ 500 millones a través de acciones preferenciales que no alteró la estructura de control del negocio.