El municipio de Presidencia Roca, en Chaco, permitió la reapertura de los dos gimnasios que hay en esa ciudad de 7 mil habitantes

El municipio de Presidencia Roca, en Chaco, permitió la reapertura de los dos gimnasios que hay en esa ciudad de 7 mil habitantes

El municipio de Presidencia Roca, de la provincia de Chaco, permitió la reapertura de los dos gimnasios que existen en esta ciudad de 7 mil habitantes –en la que no ha habido casos de Covid-19- desde el lunes 4 de mayo pasado.

“Cerramos una semana antes de anunciada la cuarentena. Pasaron dos meses y en el pueblo no había casos y la mayoría de los comercios ya estaba funcionando. Entonces me contacté con el Intendente y me pidió que elabore una solicitud con un proyecto fundamentando por qué era importante abrir el gimnasio”, explica Santiago Espíndola, dueño de Health Gym.

Espíndola presentó dicha solicitud el 23 de abril. “Aquí hay una comisión de crisis conformada por el Intendente, el presidente del Concejo Deliberante, algunos concejales, la directora del hospital y el Comisario. A raíz de mi solicitud, me convocaron a una reunión en la que justifiqué mi pedido y los protocolos descritos en la nota”, afirma Espíndola.

Así fue que Health Gym recibió autorización local para funcionar desde la semana pasada, con ciertas medidas de cuidado como la limpieza de calzado antes de entrar, el uso de alcohol en gel por parte de clientes y empleados, el distanciamiento entre socios y la constante desinfección de los materiales con lavandina al 10% y con alcohol al 70%.

En el documento que lo autoriza a funcionar, emitido por la Comisión de Crisis de Presidencia Roca, se detalla que el gimnasio puede llegar a recibir inspecciones sorpresivas para ver si se cumple el protocolo. “En esta primera semana de funcionamiento todavía no tuvimos ningún control por parte del municipio”, señala Espíndola.

“Antes de cerrar, teníamos 100 clientes. En la primera semana vimos volver a muy pocos, alrededor de 20 personas. Estamos manejando grupos por turnos, con días distintos para no tener tanta concurrencia. En un horario normal antes teníamos 10 socios dentro de las instalaciones, y ahora solo podemos tener 4 miembros al mismo tiempo”, destaca Espíndola.

“Los dos grupos están divididos en los que viene lunes, miércoles y viernes, y los que entrenan martes, jueves y sábado. Podemos abrir de 14.00 a 20.00 por la alerta sanitaria que rige en Chaco, donde no puede salir nadie después de las 21.00”, comenta Espíndola. Los usuarios no usan barbijo dentro del gimnasio, pero éste debe mantener sus ventanas abiertas.

Este centro de entrenamiento de 70m2 cuenta con equipamiento de musculación –no ofrece fitness grupal- y cobra una cuota mensual de $650 pesos.