El lunes volvieron a trabajar los gimnasios de Junín de los Andes

El lunes volvieron a trabajar los gimnasios de Junín de los Andes

Gracias a un trabajo en conjunto entre la Cámara de Gimnasios, Natatorios y Afines de la provincia de Neuquén, la Secretaría de Deportes y el Municipio de Junín de los Andes, finalmente se logró la reapertura de gimnasios en esta localidad neuquina, la cual entró en vigencia a partir del pasado lunes 11 de enero.

“A partir del cierre, nos comunicamos con nuestros afiliados Ángel Ramos, de Aerogym, y Cynthia Reyes, de ATP Energy Gym, e inmediatamente hablamos con el ministro de Deportes de la provincia, porque nos sorprendió que tomaran esta decisión”, explica Abel Garrido, presidente de la Cámara de Gimnasios de Neuquén.

“Desde la cámara –prosigue Garrido- podríamos haber aportado los elementos necesarios que los llevaran a tomar una decisión menos drástica, pero no sucedió. A partir de ese momento, logramos aclarar la situación de los gimnasios y destacar la contribución que hacen al mejoramiento de la calidad de vida de las personas”.

Garrido cuenta que lo que se logró no fue producto de una charla sencilla con el Comité Operativo de Emergencia (COE) y que la Cámara comprometió al resto de los gimnasios, que aún no están afiliados, a que respeten los protocolos y que trabajen coordinadamente para atenuar en la mayor medida posible la propagación del Covid-19.

Por su parte, Angel Ramos, de Aerogym Club & Fitness, comenta: “Durante el año fuimos los primeros en cerrar y los últimos en abrir. Nos mantuvieron encerrados tres meses sin haber tenido ni un sólo caso, el primero llegó en septiembre. Estuvimos cerrados de marzo hasta junio, lo cual generó pérdidas y no hubo acceso a ninguna ayuda de parte del Estado”.

Además agrega: “Recién volvimos en junio y tuvimos una excelente respuesta de nuestra gente, lo que nos ayudó a recuperarnos un poco. Luego, nos cerraron en septiembre por dos semanas y nos habilitaron nuevamente hasta el 21 de diciembre, fecha en que se produjo el último cierre pero sólo de gimnasios y eso me pareció una medida muy arbitraria”.

Ramos cree que no hay criterio epidemiológico en la toma de decisiones. “Estoy muy empapado en la incidencia de mortalidad de las enfermedades no transmisibles. Estamos a merced del virus porque hay mucha gente con morbilidades y este virus hace desastres porque tenemos poblaciones enfermas. El ejercicio físico debe ser una política de Estado y no ser considerado como una actividad recreativa”.