El gimnasio Wonderfit abrió sus puertas en Llavallol

El gimnasio Wonderfit abrió sus puertas en Llavallol

El gimnasio Wonderfit abrió sus puertas el pasado sábado 4 de enero en Llavallol, al sur del Gran Buenos Aires. Para la apertura se realizaron clases gratuitas entre las 10.00 y las 21.00 horas. El flamante centro está compuesto por dos salas de 60m2, en las que se brindan actividades de entrenamiento con peso libre.

“Tengo muchas expectativas: obviamente espero que se llene de alumnos, que les encante nuestro espacio, que encuentren lo que buscan, que se sientan en casa, y que nosotros crezcamos tanto que tengamos que buscar un lugar más grande o poner una sucursal”, comenta Paola Carrión, una de las socias propietarias de Wonderfit.

Como Wonderfit constará de dos salas únicamente, en uno de los espacios se brindarán clases de entrenamiento funcional, mientras que en el otro salón se dictarán distintas modalidades como ciclismo indoor, GAP, aerobox, Zumba, yoga y acroyoga. “No tenemos máquinas porque el ejercicio es con pesos libres”, afirma Carrión.

Sin embargo, algunos de los elementos con los que contará el gimnasio son de la marca Sonnos y las bicicletas de indoor son Nitrec.  La inversión hecha para llevar adelante este proyecto es por el momento de $250 mil pesos, pero Carrión estima que desde Wonderfit seguirán invirtiendo “para crecer y mejorar”.

Los clientes pagarán una cuota de $850 para asistir dos veces por semana a cualquiera de las clases grupales, excepto las de yoga y acroyoga. Por otra parte, los personalizados estarán pagando $1500 si desean asistir tres veces por semana, y tienen vigente una promoción por la apertura de 2 personas por $1200 pesos.

“Lo que hará a Wonderfit diferente es que no tendrá ese aspecto impactante y frío de los gimnasios con máquinas, que parecen decirte ‘si no sos flaca y linda, o flaco y atlético, no vas a encajar’. Pero ojo, no es lo que pienso de los lugares con equipos, porque a mí me apasionan, pero es lo que la gente me dice”, declara Carrión.