El gimnasio Korua, de Santiago de Chile, dio un exitoso salto a la virtualidad durante la pandemia

El gimnasio Korua, de Santiago de Chile, dio un exitoso salto a la virtualidad durante la pandemia

El gimnasio Korua, que conduce Víctor Pereira, logró reconvertir exitosamente su propuesta de servicios en el mundo online, después de haber tenido que cerrar sus instalaciones físicas, ubicadas en Ñuñoa, en agosto pasado. “Pudimos darle una vuelta a la pandemia y nos ha ido muy bien con las clases virtuales”, asegura Pereira.

Korua nació como box de CrossFit en diciembre de 2014 en Providencia y cinco años después se mudó a Ñuñoa. “Estuvimos un año en la nueva sede hasta que el 18 de marzo pasado tuvimos que cerrarla a causa de la pandemia”, explica el entrenador. Ahora Korua solo ofrece clases online y está comenzando a organizar activaciones al aire libre en parques.

“Nuestro caballito de batalla ha sido la clase virtual de functional girls, que está específicamente dirigida al público femenino. En esa actividad –que se ofrece 5 días por semana- logramos retener al 80% de las socias que teníamos en el centro físico. Hoy en cada clase de Zoom tenemos grupos que promedian las 25 participantes”, remarca Pereira.

Víctor Pereira atribuye su éxito a “la relación que teníamos con nuestros usuarios, ya que era bastante potente antes y eso fue importante para poder seguir”. Actualmente, en Korua se dictan tres disciplinas de forma virtual: CrossFit, functional HIIT y functional girls. “Adicionalmente, hace poco sumamos una clase para gente de la tercera edad”, agrega.

Además de brindar clases en vivo a través de Zoom, en Korua se suben los entrenamientos y las rutinas de cada actividad a su canal de YouTube. “Independientemente de las videollamadas, todos los días subimos nuestras clases explicando y mostrando todo lo que se hizo en las clases a través de videos de 7 a 10 minutos de duración”, explica Pereira.

Actualmente, este gimnasio ofrece dos tipos de planes mensuales a sus socios: uno por U$ 40 dólares que solo incluye las clases virtuales y otro, por U$ 65 dólares, que además de las clases incluye un kit completo de elementos para entrenar (kettlebells, bumpers, discos, bandas elásticas, colchonetas, cuerdas y tobilleras).