El COVID-19 mantiene su influencia en la industria de la salud y el fitness

El COVID-19 mantiene su influencia en la industria de la salud y el fitness

Según los datos que surgen de la encuesta mundial sobre tendencias de fitness, deportes y medicina (ACSM) del American College la pandemia de COVID-19 mantiene su influencia en la industria de la salud y el fitness.

Tal como ocurre anualmente, y lo informó Mercado Fitness, se presentaron los resultados del  estudio que analiza siete países, y toma a Europa como una región. Las unidades de análisis son: Australia, Brasil, China, Europa, México, España y Estados Unidos.

Según la encuesta las tendencias que se iniciaron con la pandemia  mantienen su aceleración. Como ejemplo, sigue aumentando   el uso de tecnología portátil, las actividades al aire libre, los estudios de fitness boutique y los gimnasios económicos.

En Australia se prevé que siga habiendo cierres por la pandemia. El funcional se mantiene como el tipo de entrenamiento más elegido.  Si se comparan las tendencias australianas con las de Estados Unidos, en éste país se percibe  una tendencia más fuerte hacia el entrenamiento de fuerza.

El  fitness funcional, entrenamiento de fuerza con pesos libres y  los programas de acondicionamiento físico para adultos mayores ocupan el 1°, 2° y 3er puesto respectivamente en Norteamérica.

El ejercicio para bajar de peso se clasificó como la tendencia número 15 en Australia, mucho más rezagada que en los Estados Unidos y otras regiones. De las 20 primeras tendencias en Australia, 15 también fueron tendencias en los Estados Unidos.

En Brasil el entrenamiento personal subió tres lugares con respecto al año pasado, y se ubica como el más requerido. Entre las principales tendencias se mantiene la práctica de hacer ejercicio para adelgazar. Los programas de recuperación posteriores a COVID suben al 4° puesto del ranking, la clasificación más alta que cualquier otra región.

Según el estudio el principal desafío para los profesionales y la industria del fitness en Brasil fue la adaptación a los servicios en línea, ya que culturalmente los brasileños prefieren el servicio presencial.

En Europa, las tendencias están orientadas a la tecnología y el fitness, pero con actividades fuera del entorno tradicional del gimnasio, por ejemplo: en casa y al aire libre.  Las modalidades de mente y cuerpo como Pilates bajaron en el ranking al puesto  n° 31 desde el 24, en el que se ubicaba el año pasado. En la misma línea el yoga  pasó del n° 26, al 32.

Los resultados siguen mostrando el efecto de la Pandemia de COVID-19 en la industria europea de la salud y el fitness. La rápida necesidad de servicios de fitness híbridos es ahora una realidad y puede ser el tema más desafiante para los  profesionales que están acostumbrados a las clases presenciales.

México mantuvo el mismo orden de prioridades que en las últimas encuestas anuales: el ejercicio para bajar de peso fue el 1°, seguido por el entrenamiento físico funcional, el entrenamiento personal y la fuerza.

Para ver el informe completo en inglés, haga clic aquí