En Portugal, la facturación de los gimnasios tendrá “un repunte notable en 2021”.

En Portugal, la facturación de los gimnasios tendrá “un repunte notable en 2021”.
Aunque se prevé que la facturación de los gimnasios en Portugal experimente un repunte notable en 2021, su crecimiento se verá limitado por la prolongación de la crisis sanitaria en los primeros meses del año y su negativo impacto sobre el empleo y el gasto de las familias. Ésta es una de las principales conclusiones de un informe elaborado por DBK Informa.

En este contexto, tras unos primeros meses de caídas adicionales del negocio, para el cierre de 2021 se estima una facturación del sector de gimnasios de 200 millones de euros, en torno a un 15% más que en 2020, considerando una significativa mejora de la actividad durante el segundo semestre del ejercicio.

En 2022, en un escenario de previsible inmunización de la mayor parte de la población portuguesa y europea y de eliminación de las restricciones sanitarias, se estima una aceleración del crecimiento, si bien el volumen de negocio sectorial se situará todavía lejos del que tuvo en 2019. El sector recuperaría su facturación pre-crisis recién en 2023.

A corto y medio plazo se mantendrá la tendencia de reducción de la oferta y concentración empresarial, previéndose a corto plazo nuevas operaciones de compra de establecimientos por parte de los grandes grupos y cierres de empresas incapaces de afrontar el deterioro de sus resultados.

El potencial de crecimiento de la demanda y la entrada de inversores en el sector continuarán favoreciendo las compras selectivas por parte de las principales cadenas a medida que se recupere la normalidad, lo que impulsará su cuota de mercado y la diversificación geográfica de su actividad.

Nota: Este texto es un extracto del informe de DBK Informa disponible aquí para visitar el sitio oficial de DBK Informa ingresá Aquí.