Commando Studio abrió una nueva sucursal en Guadalajara

Commando Studio abrió una nueva sucursal en Guadalajara

La empresa de gimnasios Commando Studio abrió las puertas de su nueva sede en la ciudad mexicana de Guadalajara, en Midtown Jalisco. Esta inauguración fue impulsada por los dueños de Commando, Andrea Legarreta y Erik Rubin, un matrimonio cuyos gimnasios vienen expandiéndose desde hace algunos años.
En el acto de apertura de la sucursal de Guadalajara, estuvo presente Legarreta junto a socios de la empresa, amigos, familiares y clientes del gimnasio. La ubicación de Commando en la ciudad de Guadalajara es en Adolfo López Mateos Nte 2407. Este estudio ofrecerá clases de lunes a jueves y de sábado a domingo.

“Estamos emocionados, agradecidos y felices de seguir con este sueño de llevar a la gente la oportunidad de elegir una vida más saludable de una forma increíble. Gracias a toda la familia Commando, que en todas las áreas dan lo mejor de sí para que nuestros clientes se sientan también parte de la familia”, publicó Legarreta en su Instagram.
Con esta inauguración, Commando tiene 7 sucursales propias en distintos puntos de México. La mayor concentración de sus gimnasios se encuentra en la Ciudad de México: tienen 2 sedes en Santa Fe, una en Polanco, otra en Pedregal y la última en Interlomas. Adicionalmente, cuentan con una unidad en Monterrey, y ahora con otra en Guadalajara.

La empresa tiene actualmente un staff de más de 50 instructores en todos sus gimnasios. Cada día ofrecen una clase diferente en la que entrenan distintas partes del cuerpo: los lunes trabajan brazos y abdominales, los martes piernas y glúteos, los miércoles pecho y espalda, los jueves solo abdominales y los viernes, cuerpo completo.

Commando tiene distintas modalidades de pago para sus clientes. En primer lugar, existe la modalidad de pago por clase: el usuario puede comprar determinada cantidad de clases en las que participa y su uso expira en cierto tiempo. Luego, está la modalidad clásica de pases mensuales, por la que el cliente asiste cada mes cuando quiere.

Por último, el gimnasio posee un sistema de pago llamado Commando Coins. “Con Commando Coins cada clase tiene un costo distinto que cambia dependiendo la demanda del horario. Los usuarios adquieren un monto de Coins y reservan la clase que quieren en base a su prioridad; ya sea el horario u obtener un costo más accesible”, explica la web de la empresa.