Al AMBA ya se sumaron seis provincias con cierres de gimnasios

Al AMBA ya se sumaron seis provincias con cierres de gimnasios
Seis de las 23 provincias de Argentina, además de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ya prohibieron el funcionamiento de gimnasios en espacios cerrados en al menos un municipio. En San Luis el cierre rige para todos los municipios y, al igual que en el Área Metropolitana de Buenos Aires, los gimnasios solo pueden prestar servicios al aire libre con un límite de 10 personas.

En Formosa también están cerrados en todos los municipios, pero ni siquiera pueden trabajar en espacios abiertos. En La Pampa, los gimnasios de Santa Rosa, General Pico y Castex, entre otras localidades, deberán estar cerrados hasta el 21 de mayo. Al conocer la noticia, salieron a las calles a manifestarse y ya preparan un recurso de amparo.

Desde la Dirección de Deportes les prometieron una ayuda económica de $45 mil pesos, que fue rechazada por el sector, y en paralelo salieron a clausurar gimnasios que habían abierto hoy sus puertas, a pesar de la prohibición, y además comenzaron a amenazar al resto con quitarles su habilitación si no cumplen con el decreto provincial.

En respuesta, los gimnasios pampeanos acudirán a la Justicia en busca de una solución. “Ya tenemos escrito el borrador de un recurso de amparo, que está siendo estudiado por nuestros abogados. Estamos cansados de que nos amenacen y no nos dejen trabajar”, remarca Eduardo Filgueira Lima, dueño de La Roseta Gym.

En Entre Ríos, los gimnasios de Gualeguaychú ya fueron notificados por las autoridades locales sobre la decisión de cerrarlos. Lo mismo ocurrió en General Alvear, Mendoza, donde los gimnasios luego de ser cerrados, recibieron la promesa de una ayuda económica. En la provincia de Buenos Aires, localidades como Pehuajó, Luján y Junín, entre otras, también anunciaron el cierre de gimnasios en espacios cerrados.

En Bariloche, Río Negro, los gimnasios vienen manifestándose en el Centro Cívico hace días y mientras tanto preparan un recurso de amparo para intentar que la Justicia les permita volver a trabajar. “Logramos juntar unas mil firmas de adhesión y varios colegas se sumaron a este amparo que presentaremos hoy”, cuenta Lucas Comesaña, dueño de Power Bariloche.

En la provincia de Buenos Aires, además de los gimnasios del conurbano, ya prohibieron el funcionamiento de gimnasios en espacios cerrados en localidades como Pehuajó, Luján y Junín. Ocurre que en el último decreto provincial, hubo una modificación que prohíbe a los gimnasios de ciudades en fase 3 operar con aforo del 30%, como lo venían haciendo hasta la semana pasada.

En Mar del Plata, donde los gimnasios y natatorios deberían en teoría permanecer cerrados hasta el 21 del corriente mes por estar en fase 3, el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, les prometió que estarán exentos de pagar tasas municipales durante todo el tiempo que permanezcan cerrados.

En Bahía Blanca –desde hoy en fase 2- la respuesta de los propietarios de gimnasios no se hizo esperar y anunciaron que abrirán igual. “Es incomprensible desde todo punto de vista que nos quieran cerrar de nuevo. Esta decisión es un atropello motivado por la ignorancia”, opina Valeria Rodríguez, titular de la franquicia de Curves en Bahía Blanca.