Cierran gimnasios en varias ciudades de la Provincia de Buenos Aires

Cierran gimnasios en varias ciudades de la Provincia de Buenos Aires

Cierran gimnasios en varias ciudades de la Provincia de Buenos Aires tras la decisión del Gobierno de que retrocedan a la fase 3 del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio. Los distritos afectados, donde los gimnasios deberían cerrar sus puertas, son: Arrecifes, Balcarce, Lincoln, Lobería, Puan, Salliqueló y Suipacha, que se suman a Bolívar y Rauch.

Sin embargo, varios propietarios consultados dejaron entrever que no acatarán la medida y mantendrán abiertos sus centros. “Lanzamos un comunicado a través del círculo de gimnasios a todos los medios. Económicamente nos vuelven a perjudicar y aún no nos recuperamos de los meses cerrados”, dice Germán Salazar, dueño de Actitud Fitness, de Lincoln.

En Lobería, “en los próximos 10 días, se desalientan todos los encuentros sociales, actividades recreativas, culturales y deportivas grupales”, comenta Mercedes Gigena, propietaria de Cycling Studio Gym. En Arrecifes, “por ahora nos dejan seguir trabajando con los protocolos de seguridad”, asegura Eber Amaya, propietario de EA Clubes y Gimnasios.

El gimnasio Cycling Studio Gym mantuvo sus puertas cerradas durante casi todo 2020. “Cerramos en marzo, dimos clases virtuales y despedimos el año con una clase grupal al aire libre en el club más importante de la ciudad”, comenta Gigena, quien reconoce que tiene “esperanza de volver a la normalidad con la vacuna y poder arrancar la nueva temporada”.

Balcarce es otra de las ciudades bonaerenses afectadas. La ciudad retrocedió a la Fase 3 del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio y al menos durante una semana, queda prohibido el funcionamiento de gimnasios, eventos culturales al aire libre y colonias de vacaciones. Esta medida podría extenderse según el avance de la situación epidemiológica.

 

La primera ciudad de la provincia en ser afectada por un retroceso de fase fue Bolívar, a fines de diciembre pasado, donde los gimnasios tuvieron que cerrar en un principio a la espera de una disminución de los contagios. Aunque la ciudad se encuentra en Fase 3, los comerciantes locales elevaron un pedido de apertura al Intendente y lograron autorización local para reabrir.