Axon, de Trelew, pasó de ser un gimnasio tradicional a un estudio boutique

Axon, de Trelew, pasó de ser un gimnasio tradicional a un estudio boutique

Basado en el concepto de “City” -que relaciona  vacaciones, placer, diversión, entrenamiento y resultados – se gestó en Trelew el gimnasio boutique Axon Studio. Se trata de una propuesta all inclusive, totalmente innovadora, que implicó la reconversión de las instalaciones un gimnasio tradicional y un trabajo de 10 meses para su puesta a punto.

“El año pasado agregamos un entrepiso con actividades grupales y notamos que crecía cada vez más su demanda, mientras disminuía la de aparatos convencionales. Entonces vendí las máquinas e incorporé nuevos equipos con poleas en la parte de arriba. Y abajo, armé un gran salón de entrenamiento funcional”, dice Sebastián Otero, titular Axon Studio.

“Pensamos –prosigue- en siete lugares del mundo: Río, Paris, New York, Buenos Aires, Londres, Ibiza y World. Todos los lunes de octubre toca Río, con una metodología que es la de push, cardio y HIIT. Y, según el día, se usan diferentes entrenamientos que se van complementando entre sí. Cada ciudad tiene un color particular y una música específica”.

En esta línea Otero explica: “La idea es vivenciar la actividad desde otro lugar. Queremos que los alumnos se sientan conectados con las ciudades que han conocido o que quieren conocer. Los estamos llevando a un viaje que empieza por el cuerpo”, relata.

Cada clase dura 50 minutos y pueden entrenar hasta 40 personas. Además, el gimnasio sumó a su oferta de servicios una segunda nutricionista y un kinesiólogo osteópata. También ofrecen talleres especiales, retos y WorkDay (entrenamientos en pantalla).

Asimismo aumentaron las horas de atención al público, con clases especiales los sábados y domingos, además de cenas, degustaciones y otro tipo de eventos.

“Desde que comenzamos, no paramos de crecer e innovar. Pero el salto de calidad lo dimos luego de recorrer en Estados Unidos algunos hoteles all inclusive y estudios como Barry´s Bootcamp y SoulCycle. Esas experiencias, más algunas capacitaciones y conversaciones poderosas con referentes del sector, sumadas a nuestro deseo de auto-superación, nos llevaron a esta reconversión y a planear ahora licenciar nuestro concepto”, dice Otero.