ATP inaugura en marzo su segunda sede en Acassuso, partido de San Isidro

ATP inaugura en marzo su segunda sede en Acassuso, partido de San Isidro

Con el objetivo de poder concretar su apertura en marzo, está en plena construcción el segundo centro de entrenamiento ATP en Acassuso, partido de San Isidro. El gimnasio tendrá dos salones para entrenamientos tanto grupales como individuales y una pequeña pileta para actividades acuáticas.

En cuanto a la infraestructura, el espacio se dividirá en dos pisos, en planta baja tendrá un salón de 40m2 y la piscina. Y en el primer piso, contará con un salón de 130 m2. El gimnasio ATP estará a cargo de cuatro profesores de Educación Física que son socios en este emprendimiento y que además serán los responsables técnicos del centro.

“Esperamos captar un público familiar, de gente a la que le guste entrenar y divertirse para tener una vida más saludable. Así que serán todos bienvenidos a formar parte de esta gran familia Atepera”, dice Gabriel Sabatino, uno de los propietarios del gimnasio ATP.

La inversión para poner en marcha este centro fue de aproximadamente U$ 20 mil dólares. Y las cuotas mensuales irán de los $3000 a los $5000 pesos, según el plan que adquiera cada persona. El objetivo es captar 75 alumnos en el primer trimestre, dada la situación de la pandemia, y con la pileta climatizada esperan ampliar la clientela de la zona.

“La mejor manera de reactivar la economía es seguir invirtiendo a pesar de las adversidades – agrega Sabatino – y si hay algo que demostró la cuarentena, es la importancia de la actividad física y la gran demanda que hay sobre ella. Creemos que crisis es igual a oportunidad y que el que no arriesga no gana”.

“Amamos lo que hacemos, lo hacemos con pasión verdadera. Creemos en formar una comunidad muy grande de gente que vive el entrenamiento como un hábito más allá de lo estético. Con propuestas, como dije, para todas las edades, queremos llevar el nombre ATP al más alto estándar de calidad de entrenamiento”, finaliza.

La primera sede de ATP se inauguró en Beccar hace tres años, pero luego se cerró durante la pandemia y ahora está en proceso de mudanza y funcionará dentro del Colegio Marin de San Isidro.