En Alemania, el programa de ayuda del Estado alivia a los gimnasios

En Alemania, el programa de ayuda del Estado alivia a los gimnasios
Con los gimnasios cerrados en Alemania desde fines de octubre pasado y sin fecha cierta aún de reapertura, el Gobierno de este país preparó una batería de ayudas económicas para empresas. El programa de Ayuda Puente les ofrece a los gimnasios la posibilidad de descontar ciertas inversiones de los impuestos hasta en un 100%.

El programa en cuestión contempla inversiones de hasta 25 mil euros en productos de higiene, 30 mil euros en marketing, 45 mil euros en construcción o mejoras de la infraestructura, entre otras inversiones.

El Plan de Ayuda Puente consigna que las empresas que han tenido una caída de ventas de al menos 30% -respecto del mismo mes de 2019-, entre noviembre de 2020 y junio de 2021, pueden recibir una ayuda del Gobierno de hasta 1,5 millones de euros al mes. El monto de esa ayuda dependerá del porcentaje de caída de la facturación.

“El lanzamiento de este plan de ayuda puente por parte del Gobierno trajo alivio para muchas personas de la industria e hizo que muchos emprendedores del sector comenzaran nuevamente a realizar inversiones en sus gimnasios”, explica Mathías Lego, director de la consultora Fitme Smart y gerente de algunas sedes de la cadena Fitness First.

Actualmente, Alemania registra un promedio diario de contagios de 155 cada 100 mil habitantes, aunque hay zonas del país con picos de 500 contagios por día. Hasta hace pocas semanas atrás, cada estado alemán tenía autonomía para decidir sus propias restricciones, pero actualmente es el Gobierno nacional el que tomas las decisiones.

Esto explica por qué en la ciudad de Frankfurt, situada en el estado de Hessen, los gimnasios pudieron reabrir sus puertas el pasado 8 de marzo aunque tuvieron que volver a cerrarlas el 24 de abril, por decisión del Gobierno central, que también fijo un toque de queda entre las 22.00 y las 5.00 horas en todo el país.

Alemania lleva vacunados el 7.2% de sus habitantes con 2 dosis y un 25% con una sola. Según Lego, se estima que en junio se levantarán las restricciones en el proceso de vacunación, que hoy solo contempla a los mayores, a la población de riesgo y a los trabajadores esenciales. “Hasta octubre tendríamos que estar todos vacunados”, dice.