Seis de cada 10 gimnasios del AMBA no cuentan con espacios abiertos

Seis de cada 10 gimnasios del AMBA no cuentan con espacios abiertos
Seis de cada 10 gimnasios (el 61%) del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) no cuentan con espacios al aire libre –como patios o terrazas- dentro de sus instalaciones. Entre esos gimnasios sin espacios abiertos, el 59% no está ofreciéndoles a sus socios ningún tipo de servicio durante estos 14 días que deben permanecer cerrados.

Estos datos se desprenden de una encuesta online realizada por Mercado Fitness el 20 de abril pasado de la que participaron 111 gimnasios del AMBA. Según este sondeo, sólo el 39 por ciento de los gimnasios del AMBA tiene un patio, terraza u otro tipo de espacio abierto donde hoy, dadas las restricciones actuales, están prestando sus servicios.

El relevamiento de Mercado Fitness también señala que poco menos de un tercio (el 29%) de los gimnasios sin espacios abiertos propios está trabajando actualmente en plazas, parques u otro tipo de espacio público al aire libre. Y sólo el 9% de los gimnasios sin espacios abiertos propios está prestando servicios a sus clientes de manera virtual.

Por último, un grupo minoritario (el 3%) de los que no tienen espacio abierto propio decidió alquilar -o bien les prestaron- un espacio privado al aire libre para trabajar. Sin duda alguna, otros tantos gimnasios, no incluidos en esta encuesta por motivos obvios, están trabajando a puertas cerradas dentro de sus instalaciones.

“Una vez más, las autoridades empujan a la clandestinidad a emprendedores y trabajadores de gimnasios. Están cansados, no aguantan más la situación y optan por trabajar a puertas cerradas ya no por estar en desacuerdo con las restricciones, sino por una cuestión de simple supervivencia”, opina Guille Vélez, editor de Mercado Fitness.

Al respecto, Pablo Speroni, vocero de la Unión de Gimnasios de Argentina (UGA), dice: “Estamos elevando una nota a Provincia para que nos dejen trabajar adentro respetando el aforo del 30%, porque si no esto se hace imposible de sostener. Ningún gimnasio, ni grandes ni chicos, va a poder resistir de nuevo un cierre extenso”.

En el Conurbano han aparecido casos de municipios, como Ituzaingó, que son más restrictivos que el propio Gobierno provincial y les prohíben a los gimnasios trabajar en espacios abiertos. “No pueden hacerlo, porque las actividades al aire libre están permitidas por la resolución de provincia publicada en el Boletín Oficial”, dice Speroni.