En 45 municipios de Costa Rica cierran los gimnasios por una semana

En 45 municipios de Costa Rica cierran los gimnasios por una semana
En Costa Rica, entre el lunes 3 y el domingo 9 de mayo, todos los comercios considerados no esenciales –entre ellos los gimnasios- deberán permanecer cerrados. Así lo dispuso el Gobierno de este país ante el ascenso de casos de Covid-19 y de hospitalizaciones. Las medidas afectan a 45 municipios del centro del país donde vive casi la mitad de la población.

En la opinión de Hernán Araneda, dueño y entrenador de Kyrios Fitness Club, este nuevo cierre “nos afecta bastante porque la gente pierde el ánimo”. En esta línea añade: “Encima el cierre cae justo a inicios de mes que es cuando muchos tenemos pagos programados de cuentas por saldar y membresías de clientes que son necesarias”.

Por su parte, Jonathan Amon, propietario de Energym, dice: “Estaban mejorando las cosas, teníamos 50% de aforo y restricciones bastante rigurosas desde el Ministerio de Salud de Costa Rica. La clientela estaba respondiendo positivamente, la gente estaba más tranquila al venir, porque saben que los gimnasios no son foco de infección si se respetan los protocolos”.

“Es muy difícil abrir y cerrar –dice Amon. Esto va a tener una repercusión muy negativa en nuestros ingresos. Una semana sin operar y sin facturar se traduce en dificultades y daños en el flujo, también genera miedo e incertidumbre en la clientela. Esto puede tener consecuencias en el mediano plazo, porque no sé qué tan rápido querrá regresar la gente”.

En el caso del gimnasio Kyrios, según relata Araneda, “en nuestras instalaciones veníamos operando con un aforo incluso menor al permitido”. Además agrega: “Se trabajaba por medio de reservas y entre turnos desinfectábamos el lugar. Así fue que no tuvimos ni un solo contagio dentro del gimnasio, porque la gente que concurre es responsable y cuida su salud”.

“Habíamos logrado recuperar alrededor del 60% de los usuarios con relación al número que teníamos antes de la pandemia. Pero esta interrupción en la continuidad de nuestros servicios tiene un gran impacto en nuestro negocio”, destaca Max Acuña Vargas, propietario de Body Control Fitness y presidente de la Asociación de Centros de Acondicionamiento Físico de Costa Rica.

En el caso de la cadena Multispa la recuperación de socios había alcanzado el 87%, pero con estos cierres “muchos usuarios piden congelar sus planes, lo cual termina complejizando mucho el flujo financiero del negocio”, explica Jorge Rodríguez Prado, director comercial de MultiSpa. “Habrá que ver cómo responde la gente esta vez”, añade.