Un gimnasio de Jujuy les pidió a sus socios que no fueran a entrenar

Un gimnasio de Jujuy les pidió a sus socios que no fueran a entrenar

El gimnasio AG, de la localidad jujeña de Libertador General San Martín, solicitó a sus socios que participaron de los festejos de carnaval que no asistieran a entrenar por al menos 14 días. El pedido lo hizo a través de redes sociales, después del desentierro del Pujllay (el diablo de la alegría), con el que se inician los festejos en la Quebrada de Humahuaca.

Al ser consultado al respecto, Augusto Goytia, propietario del gimnasio y profesor de educación física, comenta que antes de tomar  la decisión, empezó a recibir fotos de lo que estaba sucediendo en la Quebrada de Humahuaca. “Primero pensé que era una broma y que no eran fotos actual. Pero luego vi videos y confirmé que era todo un descontrol”, explica.

“Ante la preocupación (por posibles contagios) –prosigue- les pedí a quienes asistieron a esos festejos, que no vinieran al gimnasio por 14 días”. En esta línea, Goytia añade: “Nosotros no podemos prohibirle a la gente que vaya a los carnavales a divertirse, pero sí podemos asegurar que en esos festejos se vulneraron todos los protocolos de bioseguridad”.

 

En consecuencia, con el fin de cuidar a los usuarios de su gimnasio, Goytia tomó esta decisión. “Nunca cerramos para la fecha de carnaval, siempre mantuvimos el gimnasio abierto. Y lo cierto es que la mayoría de nuestra clientela no participa de estos eventos, así que la concurrencia acá ha sido casi normal”, agrega el dueño de AG.

 

Según Goytia, los usuarios de su gimnasio están familiarizados con los protocolos sanitarios y la metodología de trabajo en este contexto de pandemia, puesto que es lo primero que se les  informa. “Conocen desde el estacionamiento por horarios, el uso del tapabocas y que hay cuatro filas para sanitizar tanto las máquinas como las manos”, dice.

 

“Además –prosigue-, todos saben que si el accionar de alguno de los usuarios pone en riesgo la salud de los demás, queda automáticamente marginado del gimnasio”. En esta línea agrega: “Las reglas están claras desde el primer día en que pudimos abrir y la mayoría es consciente de lo que tienen que hacer para cuidarse y cuidar al resto”.