Presentan en el congreso de Estados Unidos una ley de rescate para el sector de gimnasios

Presentan en el congreso de Estados Unidos una ley de rescate para el sector de gimnasios

En Estados Unidos, se presentó en el Congreso la ley GYMS –impulsada por IHRSA- que propone la creación de un fondo de rescate para la industria de gimnasios de U$ 30 mil millones de dólares. De aprobarse este fondo, las empresas del sector podrían recuperar hasta el 45% de los ingresos de 2019 y subsanar así las pérdidas sufridas en 2020 por la pandemia.

Los congresistas Mike Quigley (D-IL) y Brian Fitzpatrick (R-PA) presentaron el proyecto de ley -con número de registro H.R. 890- el pasado 5 de febrero. Si es aprobado, el Estado nacional creará un fondo de “mitigación y supervivencia” en forma de subvenciones que serían otorgadas a gimnasios por la Administración de Pequeñas Empresas.

Los fondos entregados por el Estado podrían ser usados para el pago de nóminas, alquileres, hipotecas, servicios públicos, seguros y otros gastos en los que normalmente incurren los centros de acondicionamiento físico. El dinero no se podrá utilizar para comprar bienes raíces, para pagar intereses o préstamos originados después del 15 de febrero de 2020.

Además, la ley GYMS permitirá a los operadores de instalaciones deportivas y de fitness que estén en una situación aún más difícil que el promedio -es decir, con ingresos del 33% o menos en el trimestre más reciente en comparación con 2019- solicitar una subvención suplementaria de hasta el 25% de su subsidio inicial.

“Los gimnasios y estudios de todo el país han estado luchando por permanecer abiertos. La ley GYMS nos da a decenas de miles de propietarios de pequeñas empresas la esperanza de superar esta pandemia para que podamos seguir manteniendo saludables a nuestras comunidades”, dice Justin Marcis de Windy City Strength & Conditioning, de Chicago.

“Es fundamental que proporcionemos alivio a esta industria, no solo para recuperar empleos sino para ayudar con la salud de las personas. Vimos cómo esta pandemia ataca a quienes padecen afecciones preexistentes, lo que hace que las personas estén ansiosas por ir al gimnasio a mantener y mejorar su salud. Por eso, debemos asegurarnos de que los gimnasios tengan los recursos que necesitan”, explica el congresista Mike Quigley.

 

“El COVID-19 paralizó al sector del fitness en todo Estados Unidos. A diferencia de otras empresas afectadas financieramente por la pandemia, los gimnasios no tenían la capacidad de cambiar y generar nuevas fuentes de ingresos, y muchos incluso no calificaron para recibir asistencia en la primera ley CARES”, enfatiza Brian Fitzpatrick, el otro impulsor de GYMS.

 

Para ayudar a aprobar el proyecto de ley, IHRSA ofrece recursos en su sitio web.

 

Fuente: clubindustry.com