La Cámara de Gimnasios de Rosario lanzó una campaña de concientización

La Cámara de Gimnasios de Rosario lanzó una campaña de concientización

«Ir al gimnasio es para toda la vida. Volvé a tu gimnasio, entrená seguro». Éste es el mensaje de la campaña de vía pública que lanzó la Cámara de Gimnasios de Rosario y Litoralcon el respaldo de más de 30 gimnasios. En paralelo, los gimnasios ratificaron su compromiso con el cumplimiento de los protocolos a fin de garantizar la seguridad de sus clientes.

En Rosario ya pasaron seis meses desde la reapertura de gimnasios en junio del año pasado, pero el retorno de clientes ha sido lento. Frente a esto, la Cámara de Gimnasios impulsa una campaña con más de 100 séxtuples distribuidos en 20 puntos de Rosario. El objetivo es destacar la importancia de hacer actividad física de forma segura, guiada y planificada.

“La campaña surgió por la necesidad de reactivar la actividad, aunque demoramos con la logística, tuvimos una repercusión muy buena”, asegura Sabrina Ferrara, presidente de la Cámara de Gimnasios de Rosario. “Es necesario revalorizar nuestro trabajo. Hay que salir a las calles para poner a este rubro en el lugar que tiene que estar”, enfatiza.

Desde la Cámara de Gimnasios aseguran que el sector está atravesando una crisis muy profunda, aun habiendo podido garantizar sin problemas la aplicación del protocolo impuesto por el Gobierno. “Los gimnasios grandes estamos con una asistencia del 40% al 55% de los usuarios, mientras que los más chicos han logrado recuperar a casi todos sus clientes”, dice.

Si bien varios gimnasios no han podido sumarse a esta campaña por cuestiones económicas, “esta es la primera de muchas acciones que organizaremos”, adelanta Ferrara. En esta línea agrega: “El fin último es posicionar al rubro, otorgándole la importancia que tiene sobre la salud y el bienestar de la población, sobre todo en un contexto como el actual”.

Reclamo por duchas y vestuarios

En paralelo la Cámara de Gimnasios de Rosario solicitó al Municipio local que se les permita la utilización de duchas y vestuarios para así facilitar el retorno de más clientes. El reclamo se basa en que los gimnasios ubicados en zonas céntricas requieren de estos espacios para que sus usuarios puedan retomar sus jornadas laborales luego de entrenar.

Desde la entidad rosarina aseguran que no tienen manera de recuperar más clientes si las autoridades no flexibilizan el uso de duchas. «Mucha gente necesita bañarse después de entrenar para ir a trabajar. Por eso estimamos que con la habilitación de duchas recuperaríamos muchos más clientes», dice Ferrara.

Actualmente, el aforo máximo permitido en gimnasios de Rosario es del 30% y los natatorios de la ciudad siguen cerrados.