En Italia, algunos dueños de los gimnasios se niegan a cerrar y realizan reclamos en las calles

En Italia, algunos dueños de los gimnasios se niegan a cerrar y realizan reclamos en las calles

Los gimnasios en Italia deberán estar cerrados hasta el 5 de marzo y la noticia despertó el enojo de algunos empresarios del sector que exigen una solución y se niegan a acatar la medida. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, firmó el viernes pasado un decreto que establece nuevas restricciones con el objetivo de detener la propagación del Covid-19.

 

“Los dueños de los gimnasios salen a las calles a reclamar frente a las autoridades porque quieren recibir más dinero para cubrir la pérdida de facturación causada por este cierre”, explica Ángelo Desidera, dueño de Lanciani Sports Club. “También piden una reducción de renta total y de los gastos por agua, electricidad y calefacción”, agrega.

 

En la misma línea, Disidera comenta: “Se armaron grandes manifestaciones públicas porque si bien el Gobierno dice estar estudiando una solución, la realidad es que no tiene suficiente dinero para todos”. Además, el empresario italiano añade: “Queremos abrir lo antes posible. Venimos soportando el cierre desde el 26 de octubre del año pasado”.

Por su parte, Fausto Di Giulio, propietario de Medical Sport, dice: “Por ahora, solo están habilitadas actividades de fitness en espacios abiertos como jardines, plazas y parques”. Esto les permite a algunos gimnasios generar algo de dinero, “y aunque no es suficiente para cubrir todos los gastos, es mejor que nada”.

 

Otra vía para generar ingresos por la que han optado los gimnasios en Italia mientras están cerrados es la oferta de servicios a través de  plataformas digitales. «En este momento mi gimnasio está ofreciendo clases online y doy clases de personal training a través de transmisiones en vivo y a demanda”, dice Di Giulio, pero “la asistencia no es alta”.

El ministro de Salud de Italia, Roberto Speranza, dijo que en las  últimas semanas hubo un empeoramiento de la situación epidemiológica, con aumentos de ingresos en las unidades de cuidados intensivos. «La epidemia está nuevamente en fase de expansión», destacó. Hasta hoy se reportaron 2.390.101 casos positivos, 82.554 muertos y 1.760.489 recuperados.