Los gimnasios son 500 veces más seguros que un espacio público promedio, según un estudio de IHRSA y MXM

Los gimnasios son 500 veces más seguros que un espacio público promedio, según un estudio de IHRSA y MXM

Los gimnasios son 500 veces más seguros que un espacio público promedio, según una investigación realizada por IHRSA y MXM, un software especializado en gestión de la experiencia de clientes en gimnasios. Para este estudio, se recopilaron datos de 2873 centros de acondicionamiento físico en Estados Unidos entre el 1 de mayo y el 6 de agosto de 2020.

 

La investigación destacó que los gimnasios tuvieron 50 millones de accesos durante esos tres meses, y que aproximadamente el 0,0023% de esos registros dieron como resultado una prueba positiva de Covid-19. Según el estudio, dicha tasa de positividad es 500 veces menor que la tasa de infección de un espacio público promedio en Estados Unidos.

 

Los gimnasios participantes, que incluían a grandes cadenas como Planet Fitness y Anytime Fitness, realizaron un seguimiento de sus registros diarios y los casos de Covid-19 auto-informados de sus clientes. Los resultados de este estudio confirmaron las conclusiones de  un trabajo anterior de MXM, enfocado en la ausencia de brotes de Covid-19 en gimnasios.

 

En este estudio tampoco se encontró evidencia de que los centros deportivos y de fitness hubieran sido el lugar de infección para el 0,0023%, de los visitantes que luego resultaron en un caso positivo de coronavirus. Esto significa que la tasa de riesgo de infección en los gimnasios podría ser incluso menor de lo que indica la investigación.

“Ha quedado muy claro que las medidas de seguridad que los gimnasios han implementado no solo son increíblemente efectivas para mantener a sus miembros seguros, sino también para frenar cualquier propagación potencial de Covid-19 durante un momento en el que todos necesitamos acceso a gimnasios para estar saludables”, dice Blair McHaney, CEO de MXM.

 

“En IHRSA, tenemos la responsabilidad de educar e informar a las personas para que se sientan cómodas y seguras al ir a los gimnasios. Los datos de esta investigación demuestran que los centros de acondicionamiento físico, cuando siguen estrictos protocolos de limpieza y seguridad, son seguros”, afirma Brent Darden, presidente de IHRSA.