En California, gimnasios avanzan con una demanda judicial contra el Estado por su trato arbitrario contra el sector

En California, gimnasios avanzan con una demanda judicial contra el Estado por su trato arbitrario contra el sector

En septiembre del año pasado California Fitness Alliance (CFA) presentó una demanda con el Estado de California por su trato arbitrario contra los gimnasios durante la pandemia de Covid-19. Ahora, un juez de la Corte Superior del Condado de Los Ángeles dio moción positiva a la demanda y desestimó la queja del Estado de California. La demanda de la CFA impugnaba el poder del gobernador, Gavin Newson, por emitir órdenes indefinidas contra el sector.

El juez Mooney fue quien rechazó la demanda del gobernador para que el poder judicial ceda ante las decisiones del poder ejecutivo. Por esa razón, el abogado de la CFA, Scott J. Street, calificó el fallo como «una victoria importante para la CFA y todos los californianos». En esta línea agregó: “El juez reconoció correctamente que la revisión judicial no se evapora durante una pandemia, sino que ahora importa más que nunca”.

La CFA está tratando de eliminar algunas de las restricciones sobre los centros de acondicionamiento físico indoor exigidas en California. En la actualidad, las instalaciones de fitness están “teñidas” de color púrpura en la escala del Estado, siendo este el nivel más alto que abarca a gran parte de los condados. Por esa razón, sólo pueden operar al aire libre.

 

En el comunicado de la CFA se explicita que se habrían implementado protocolos de seguridad más estrictos que los solicitados, a pesar de que no hay datos que vinculen los brotes de Covid-19 con gimnasios. Al mismo tiempo, calificó el fallo como «una victoria emocionante» para la industria del fitness de California, sus empleados y sus miembros.

 

Para esta entidad, el ejercicio al aire libre no es una opción práctica para la mayoría de los gimnasios. Por lo tanto, aseguran que es necesario ofrecer opciones de interior y de exterior para que los californianos tengan la oportunidad de mantenerse saludables, tanto mental como físicamente. “Además, apuntamos a que la industria del fitness que ha sufrido un gran impacto pueda comenzar a reabrirse y recuperarse”, agrega el comunicado oficial.

El Estado de California debe responder a la queja de la CFA dentro de los próximos 20 días. La siguiente audiencia tendrá lugar el 3 de febrero de 2021, cuando se espera que el juez fije una fecha para el juicio. La California Fitness Alliance surgió con la pandemia de Covid-19 y nuclea a instalaciones de fitness en California con tres objetivos principales: la reapertura de los espacios de entrenamiento, pregonar por un alivio financiero y la recuperación del sector.