La Asociación Italiana de Empresas Comerciales de Fitness propone dos soluciones para salvar al deporte no profesional

La Asociación Italiana de Empresas Comerciales de Fitness propone dos soluciones para salvar al deporte no profesional

En vísperas de Navidad, la Asociación Italiana de Empresas Comerciales de Fitness (Fit.Comm) lanzó un comunicado con dos propuestas de Enmiendas a la Ley de Estabilidad 2021 para fomentar la actividad deportiva y ayudar al mundo del deporte no profesional a superar la crisis generada por la pandemia global de COVID-19.

“Es un momento duro. Diez meses de sufrimiento, más de seis de cierre total impuesto por las autoridades sin posibilidad de reapertura y a la espera de una tercera ola de contagio que la comunidad científica ya da por segura. No se puede permanecer inmóvil frente a la poca consideración recibida por el gobierno”, señala el parte de prensa.

La entidad que une a los principales actores comerciales del sector en Italia – como Virgin Active, Prime, Palestre Italiane, McFit, Orange y FitExpress), también recalca: “Como representantes de miles de trabajadores nos sentimos obligados a seguir siendo proactivos, porque sabemos que sin intervenciones estructurales no hay ninguna posibilidad de reinicio”.

La primera intervención es que cualquier persona pueda deducir de su declaración de impuestos los gastos deportivos de inscripción en gimnasios, centros de fitness, centros de bienestar, polideportivos y cursos relacionados con el deporte básico, sin límite de edad y de gasto. La segunda es que el IVA pase al 10%, igual que los medicamentos tradicionales.

“El 95% de la Asociación de Gimnasios en Italia está compuesta por empresas sin fines de lucro y no pagan IVA, por lo que estas otras empresas conformaron una asociación propia que se llama Fit.comm. Ellos pagan un tasa de impuestos diferente y tienen un margen de ganancia distinto”, comenta Angelo Desidera, gerente del Club Lanciani de Roma.

“Se le pide a la Comisión de Hacienda que rebaje el IVA del 22% al 10% y que se pueda reintegrar el IVA en la declaración de impuestos que paga el ciudadano”, agrega Desidera. “Los gimnasios tendríamos que abrir en enero y el gobierno no se refiere al tema; se comenta que sería a fines de febrero o principios de marzo”, alerta.

Hoy sólo son deducibles los gastos por deporte no profesional –escuelas de tenis y natación, por ejemplo- de personas entre los 5 y los 18 años, y por un importe anual máximo de 210 euros. “Demasiado pequeña la cantidad y demasiado limitado el rango afectado por la disposición para pensar que pueda ser eficaz en esta fase”, afirma el comunicado de Fit.Comm.

Desde la entidad italiana aseguran que con estas dos sencillas medidas el sector sería capaz de devolverle a los usuarios individuales -y a todo el país- más salud y un sistema inmunológico más fuerte. “Nunca nos cansaremos de repetir que los gimnasios son lugares de salud, no de enfermedad. Necesitamos que los responsables políticos comprendan su valor social y decidan protegerlos”, concluye el parte de prensa.