El Gobierno de Inglaterra se comprometió a no volver a cerrar gimnasios

El Gobierno de Inglaterra se comprometió a no volver a cerrar gimnasios

El pasado 25 de noviembre los gimnasios de Inglaterra consiguieron que el Gobierno se comprometiera a no volver a cerrarlos a pesar de continuar atravesando la pandemia por COVID-19. El debate -y posterior resolución del Parlamento- llegó tras la presentación que realizó UK Active, el organismo que nuclea y representa a todas las organizaciones deportivas, gimnasios y centros de ocio.

“Sin importar en qué nivel (fase) de contagio nos encontremos -bajo, medio o alto- los gimnasios no van a volver a cerrar. A pesar de que la actividad física no ha sido declarada esencial, sí se logró que no haya nuevos cierres incluso en el peor nivel de contagios”, explica Miguel Rodrigo, director de Fitness en la cadena David Lloyd Clubs.

Ésta es una decisión positiva para el sector cuya recuperación económica va de la mano con el futuro de la salud de la población. Todavía se requiere un paquete de apoyo para 2021 que incluya una combinación de desgravación de la tasa empresarial, exenciones del IVA e incentivos que no sólo ayuden a reconstruir el sector, sino también a que más personas retomen el ejercicio físico.

“Las dos principales fuerzas para presionar al Gobierno han sido, por un lado, la organización UK Active, cuya arma fue utilizar las cifras oficiales de contagio por COVID-19 en gimnasios. Desde el  25 de julio al 11 de octubre y con más de 45 millones de visitas, la tasa de contagio fue de 0,99 casos por 100 mil visitas”, agrega Rodrigo.

“Y por otro lado –prosigue- fue una presión grande la que ejerció la sociedad misma, porque se crearon más de 12 peticiones online y se consiguieron poco más de 615 mil firmas para pedirle al Gobierno que tratara este tema. Cualquier petición que se realice y que recolecte más de 100 mil firmas, el Gobierno debe llevarla al Parlamento”.

ukactive ha hecho estudios propios para poder presentarle al Gobierno y que éste tuviera una base sólida para fundamentar esta decisión. Gracias al sector del fitness, 17 millones de personas realizan la cantidad mínima de ejercicio semanal recomendado y el 65% de los pacientes con cáncer hacen sus rehabilitaciones en centros de fitness y deportes.

“Por cada libra gastada en la promoción del deporte y actividad física hay un retorno de 4 libras que el Estado se ahorra en costos de salud. Con todo esto, el Gobierno optó por darle este status al sector y ahora somos un poco más intocables. Es un gran paso, así que en la fase 3 lo único que no se permitirá son las clases grupales”, concluye Rodrigo.

Por su parte, Huw Edwards, director ejecutivo de UK Active, dice que a pesar de que este anuncio muestra un cambio positivo en el deseo del Gobierno de fortalecer la capacidad de recuperación física y mental de la nación, decepciona observar que el ejercicio grupal en espacios cerrados está prohibido en el Nivel 3. “Se harán gestiones para hacerlos cambiar de parecer”, remarca.