El 3 de diciembre se inaugura en Ushuaia un centro de boxeo funcional

El 3 de diciembre se inaugura en Ushuaia un centro de boxeo funcional

Este jueves 3 de diciembre abre sus puertas en Ushuaia, Tierra del Fuego, un nuevo centro de boxeo funcional. Se trata de IM Studio Boxing & Functional, propiedad de Daniel Bories y Rubén Escobedo, que también son socios responsables del gimnasio Impacto y de la franquicia ACTIVE Club USH.

El flamante estudio, ubicado en la calle San Martin 1462, en el principal corredor de la ciudad, tiene una superficie de 520 m2 divididos en 2 plantas y cuenta con un staff de cuatro colaboradores. Inicialmente va a ofrecer un sólo servicio: boxeo funcional orientado al fitness con un formato de clases, hora por hora, durante todo el día.

La cuota mensual es de $3000 pesos (plan anual exclusivo adhiriéndose al débito automático) o bien $4500 pesos (plan básico mes a mes). “Nuestro perfil de cliente no es el que busque la práctica de boxeo de competición sino aquel que siempre se interesó por la disciplina pero que siempre tuvo un poco de miedo al combate”, comenta Bories.

“En esta primera etapa –prosigue- esperamos captar 550/600 socios porque vamos a contar con una sola actividad que consiste en un sistema de entrenamientos que combina cuestiones básicas del kickboxing con entrenamiento funcional sin contacto físico, pero con elementos. Cuando ampliemos la oferta de servicios, la cantidad de clientes aumentará”.

La inversión para montar este estudio fue de 6 millones de pesos. “Decidimos invertir después de un año tan duro porque durante los cierres en cuarentena hemos tenido una muy buena respuesta de nuestros clientes en los dos espacios en los que nos encontramos. Eso nos dio cierta seguridad y confianza para encarar este nuevo proyecto”, añade.

Lo que diferencia principalmente a Impacto, a Active y ahora también a IM Studio es que ofrecen un servicio integral. “Buscamos que los clientes disfruten de una experiencia agradable que los pueda conectar con la actividad y con el equipo porque sabemos que es la única forma de sostenerlos a largo plazo”, opina Bories.

Impacto, propiedad de Rubén Escobedo, es un gimnasio multiservicio con tres años de antigüedad. Cuenta con sala de musculación, clases grupales y entrenamiento RPM. En octubre de 2019, en sociedad con Bories montó Active Club USH, basado en el modelo de franquicias de ACTIVE Functional Training. Ambos centros suman 1700 clientes.