Kronos Gym abrió sus puertas en General Lamadrid

Kronos Gym abrió sus puertas en General Lamadrid

El 26 de octubre pasado, el gimnasio Kronos Gym abrió sus puertas en General Lamadrid, localidad ubicada al sudoeste de la provincia de Buenos Aires. El flamante centro de fitness stá localizado en la calle Rivadavia 560, a una cuadra de la plaza principal. Tiene una superficie cubierta de 210 m² distribuidos en dos plantas y un lugar de 700 m² al aire libre.

“La idea de abrir el gimnasio surgió hace unos años. Debido a la pandemia que estamos pasando, y teniendo más tiempo para pensar y con nuestros trabajos totalmente parados, decidimos invertir lo que teníamos en maquinarias, alquilar el espacio y ponerlo a andar. Estuvimos tres meses acomodando todo”, cuenta Ariel Herbosa, uno de los dueños.

Las clases y actividades que se ofrecen en Kronos Gym son musculación, cardio, Bodypump, Fun Dance (ritmos), rehabilitación, planes de entrenamiento, HIIT, GAP y entrenamiento funcional. “La cuota mensual va de los $800 a los $1500 pesos, según las clases semanales o disciplinas que se elijan practicar”, explica Herbosa.

“Contamos con el privilegio de ser el único gimnasio de nuestra ciudad con la licencia para realizar Bodypump, y a su vez, con el instructor para dictar la misma. Además, tenemos una amplia variedad de máquinas de fuerza y  de cardio”, dice Ezequiel Herbosa, el otro propietario de Kronos Gym.

La inversión realizada en la apertura de este espacio fue de aproximadamente $3 millones de pesos. “Lo principal que nos distingue es que contamos con personal idóneo y profesional para cada actividad, y que cada instructor es de una calidad humana excelente. Por otro lado, estamos ubicados en pleno centro de nuestra ciudad”, afirma Ezequiel.

“Esperamos que nos permitan aumentar los cupos en las disciplinas que dictamos. Tenemos mucha gente en espera y clientes que necesitan rehabilitación que están quedando afuera de los entrenamientos. Por suerte tenemos mucha demanda. A futuro, queremos añadir a nuestro espacio un parque de calistenia y canchas de fútbol-tenis”, concluye Ariel.