En España, se llegó a un acuerdo para establecer un protocolo común para gimnasios de todas las comunidades autónomas

En España, se llegó a un acuerdo para establecer un protocolo común para gimnasios de todas las comunidades autónomas

En España, el Gobierno y las comunidades autónomas llegaron a un acuerdo en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para establecer un protocolo común para gimnasios y centros deportivos. Esto se debe a que, luego de que el Gobierno central dejara en manos de las regiones la gestión de la pandemia, las medidas sanitarias fueron distintas en cada comunidad.

“Al levantar el Estado de alarma y permitir que las regiones dirijan los protocolos, la normativa se volvió un caos. En Cataluña hay un límite al aforo del 50%, en Navarra de un 30%. En algunos sitios habilitaron el uso de vestuarios y en otros no, en una comunidad autónoma dejan hacer clases grupales de a 6 clientes y en otras de a 10”, relata José Antonio Sevilla, director general de Altafit.

Por esta razón, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud dispuso un protocolo común para las instalaciones deportivas. El plan coordinado de acción anti-COVID-19 estableció una hoja de ruta para actuar en caso de rebrotes y fijó varios escenarios a los que podrán enfrentarse los gimnasios, en función de la situación epidemiológica y el nivel de saturación de la sanidad.

En este plan de acción, hay tres niveles de alerta: los centros deportivos podrán abrir con un 75% del aforo en el nivel 1, garantizando siempre el distanciamiento social. En el segundo, el aforo se reducirá al 50%, mientras que, en el caso de llegar al tercer nivel, el aforo deberá estar limitado a un tercio de la capacidad del local.

Las actividades grupales estarán sujetas al límite máximo de personas que se permiten: en el primer nivel, las clases quedarán limitadas a 15 personas, en el segundo se reduce a 10 y a 6 en el tercer nivel. Además, en el caso de llegar al nivel de alerta 3, las autoridades deberán valorar la limitación de horarios de apertura al público hasta las 23 horas.

En el caso de los deportes no profesionales, así como de cualquier actividad física en grupo, se recomienda seguir el protocolo realizado por el Consejo Superior de Deportes, que aplica una serie de medidas preventivas para la práctica segura. Solo en el nivel tres se planteará suspender la actividad deportiva grupal.

“Los centros deportivos somos necesarios y somos parte de la solución. Los vestuarios son la zona más limpia de nuestras instalaciones y tenemos ventilación para evitar la propagación de aerosoles, lo cual garantiza la renovación de aire limpio”, concluye Sevilla.