Los gimnasios europeos tuvieron un déficit del 65% en los ingresos del segundo trimestre de 2020, según EuropeActive

Los gimnasios europeos tuvieron un déficit del 65% en los ingresos del segundo trimestre de 2020, según EuropeActive

Los gimnasios europeos tuvieron un déficit del 65% en los ingresos del segundo trimestre de 2020, según un estudio realizado por EuropeActive y la consultora Deloitte. Esta investigación fue realizada en agosto de este año y para hacerla se entrevistaron a 17 operadores que cubren alrededor del 10% de todos los usuarios del mercado europeo.

 “A pesar de un déficit de ingresos promedio del 65% en el segundo trimestre de 2020 debido al cierre de sus instalaciones, los gimnasios europeos pueden recuperarse rápidamente si no se producen más clausuras”, indica el reporte. Al 30 de junio, los dueños y administradores de gimnasios encuestados experimentaron un déficit promedio en las membresías del 2,5%.

 “En diciembre de 2020 y en diciembre de 2021, los operadores europeos esperan un déficit promedio en la cantidad de membresías del 13,9% y el 9,9%, respectivamente. Con relación a los gimnasios, se espera que el déficit promedio respecto del presupuesto sea del 1,8% en diciembre de 2020 y del 0,6% en diciembre de 2021”, remarca el estudio.

“A pesar de estas pérdidas -prosigue-, los operadores pudieron ahorrar en costos un 43% en comparación con el presupuesto en el segundo trimestre, principalmente debido a los menores costos de alquiler, personal y otros costos operativos. Los ahorros en materia de personal se deben a que los sueldos fueron subsidiados por los gobiernos locales”.

No obstante, el déficit de ingresos varía entre las regiones de Europa. “En el Reino Unido, los gimnasios esperan los mayores déficits financieros respecto al presupuesto inicial de 2020. El déficit de ingresos en el segundo trimestre fue de un 94%. Esto se debe en parte a la interrupción de los esquemas de pago y los contratos mensuales rescindibles, comunes en el Reino Unido”, destaca el reporte.

“En conclusión, los principales operadores de gimnasios europeos consideran que su existencia está parcialmente amenazada, asumiendo que no habrá más cierres forzosos. Sin embargo, los dueños de un solo gimnasio, que son mayoría en el mercado europeo del fitness, parecen estar más amenazados en su existencia debido a sus recursos limitados y a las posibilidades de refinanciamiento”, concluye la investigación.