“Los riesgos de contagio de Covid-19 en un gimnasio se pueden reducir dramáticamente”, dice Jonathan Ball, de la Universidad de Nottingham

“Los riesgos de contagio de Covid-19 en un gimnasio se pueden reducir dramáticamente”, dice Jonathan Ball, de la Universidad de Nottingham

La respiración pesada que es producto de un entrenamiento vigoroso y el contacto regular con elementos que pueden haber sido tocados por otras personas son los principales argumentos que han elegido algunos especialistas para decir que los gimnasios pueden resultar espacios de alto riesgo de contagio de Covid-19.

Sin embargo, según el profesor Jonathan Ball, experto en virología de la Universidad de Nottingham, Inglaterra, “esos riesgos pueden ser dramáticamente reducidos tomando medidas como una ventilación efectiva, la limpieza regular, la distancia social y la sanitización de manos por parte de las personas que están en la instalación”.

“A partir de los datos oficiales que he visto –prosigue Ball-, no tengo constancia de que el entorno de gimnasios pueda ser un foco infeccioso significativo. Con lo cual, si los gimnasios se someten a un escrutinio adicional, es importante que el Gobierno y los científicos expliquen qué los llevó a imponerles más restricciones”.

El reporte de vigilancia de Salud Pública de Inglaterra –basado en Test and Trace- detalla la siguiente información sobre el sector: en el último ranking de ubicaciones donde se producen los contagios de Covid-19 los gimnasios ocupan en el sexto lugar –con en el 3%-, detrás de supermercados (12%), pubs y bares (10%) y las escuelas secundarias (5%).

En la semana del 5 al 11 de octubre, en Inglaterra, 73,561 personas que dieron positivo por Coronavirus fueron derivadas para rastreo de contactos. De ellas, 20,776 habían estado en algún lugar en los siete días anteriores que al menos otra persona contactada había visitado. Unas 620 personas de ese grupo dijeron haber estado en un gimnasio (aunque no existe certeza de que se hubieran contagiado allí).

El grupo SAGE (The Scientific Advisory Group for Emergencies), que asesora al Gobierno en sus decisiones, consideró que cerrar gimnasios indoor podría reducir potencialmente el número R -que es el número medio de personas contagiadas por cada persona infectada- en 0,1, pero al mismo tiempo sus expertos reconocieron que estimar eso era «muy difícil».

Fuente: BBC Newsbeat