Hacer media hora de ejercicio físico al día reduce un 16% el riesgo de muerte, según un estudio español

Hacer media hora de ejercicio físico al día reduce un 16% el riesgo de muerte, según un estudio español

Hacer media hora de ejercicio físico diariamente reduce un 16% el riesgo de muerte, según un estudio realizado por el Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) y el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM). En esta investigación se analizaron las prácticas deportivas de 11.158 personas durante siete años.

Además, los resultados del estudio señalaron que hacer 30 minutos de ejercicio moderado, o 15 minutos de entrenamiento intenso, disminuye la probabilidad de padecer mortalidad cardiovascular en un 27%. Los participantes de la investigación, los cuales tenían entre 25 y 79 años, hicieron 64 actividades físicas distintas.

“Lo que nos revela nuestro estudio es que el ejercicio de intensidad moderada-vigorosa se asocia con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares y de mortalidad. En este sentido, es importante seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y hacer entre 75 y 150 minutos de ejercicio semanal”, dice Helmut Schröder, uno de los investigadores.

“La pregunta concreta que queríamos responder en nuestro análisis era, ¿cuál es la cantidad mínima y la cantidad máxima de actividad física para optimizar los beneficios sobre la salud cardiovascular?”, señala Albert Clarà, uno de los impulsores del estudio y jefe del Servicio de Cirugía Vascular del Hospital del Mar.

“El beneficio máximo se observa al multiplicar por cuatro la práctica de las recomendaciones, sin que se observe una ventaja adicional al incrementar la actividad física por encima de este nivel. Además, no se observaron diferencias por razón de edad o género en los resultados”, destaca Jaume Marrugat, otro de los investigadores.

“Hacer ejercicio no solo es una decisión individual, sino que también exige el compromiso de los organismos e instituciones públicas para facilitar el acceso a la población a entornos donde se puedan realizar fácilmente actividades físicas, tanto en entornos urbanos como en áreas rurales”, concluyeron los científicos del estudio.