En Guatemala, un usuario de gimnasio con COVID-19 positivo estuvo en contacto con otros 11 clientes y ninguno resultó contagiado

En Guatemala, un usuario de gimnasio con COVID-19 positivo estuvo en contacto con otros 11 clientes y ninguno resultó contagiado

En Guatemala, una persona con COVID-19 estuvo en contacto con 11 clientes en un gimnasio y ninguno resultó contagiado. La noticia trascendió hoy, luego de que el Ministerio de Salud y la Comisión Presidencial para la Prevención del COVID-19 (Coprecovid) llevara adelante un ensayo en gimnasios, en el que les dio seguimiento a 422 usuarios.

“Este ensayo duró un mes y pese a que el caso positivo se relacionó con 11 personas más, ninguna resultó contagiada”, afirmó en una conferencia de prensa Edwin Asturias, director de la Coprecovid. Dicho ensayo se realizó entre el 3 de septiembre y el 4 de octubre en 27 centros de acondicionamiento físico de siete cadenas distintas.

En el mes de prueba se mantuvo un monitoreo de los protocolos utilizados y un sistema de trazabilidad para identificar posibles casos positivos de coronavirus. “La persona que estaba contagiada no se enfermó en el gym, sino a través de un familiar. Luego de 14 días de cuarentena de los contactos estrechos, vimos que ninguno se contagió”, añadió Asturias.

“El riesgo contagio en centros de entrenamiento -prosigue el director- es seis veces menor que el que existe al realizar las actividades ordinarias. Se comprobó que el protocolo de trazabilidad permitió detectar ese caso positivo, lo que garantiza que ir al gimnasio no conlleva un mayor riesgo”.

A principio de mes, la industria del fitness logró reabrir sus puertas bajo una serie de medidas que permitirán retomar la actividad progresivamente. Durante la primera fase, los gimnasios pueden operar con un aforo de 10 m² por cliente, sin clases grupales, con uso de barbijo obligatorio y con la recomendación de que no asista la gente perteneciente a grupos de riesgo.