En Estados Unidos, varios gimnasios de renombre están prestando servicios al aire libre

En Estados Unidos, varios gimnasios de renombre están prestando servicios al aire libre

En Estados Unidos, varios operadores de gimnasios están prestando servicios al aire libre. Tal es el caso de la cadena de lujo Equinox, que el 21 de septiembre abrió su primer gimnasio al aire libre en Los Ángeles, llamado Equinox + In the Wild. Pure Barre siguió el mismo camino ofreciendo clases en Central Park -Nueva York- y en Navy Pier -Chicago-.

Por su parte, Physique 57 está terminando los preparativos para instalarse en Battery Park, mientras que la cadena de estudios de ciclismo indoor SoulCycle -marca que pertenece a Equinox- también está prestando servicios al aire libre, con clases de Spinning en carpas instaladas en Hudson Yards y Hamptons, en la ciudad de Nueva York.

En el caso de Equinox + In the Wild, todo se encuentra completamente al aire libre: cintas de correr, elípticos, máquinas de remo y pesas están todas debajo de una carpa. Los baños están ubicados en un remolque y los vestuarios se encuentran bajo un cobertizo. Para respetar los protocolos de higiene, hay estaciones de desinfección y rociadores que limpian los terrenos.

Para entrenar en In the Wild es necesario realizar una reserva anticipada a través de la aplicación de Equinox. Se debe elegir una clase específica o bien si se desea hacer ejercicio en la carpa de fitness general, el turno asignado por la app tiene una duración máxima de 45 minutos. Al llegar, los clientes completan una declaración jurada.

A su vez, los entrenadores no pueden acercarse ni tocar a los clientes para corregir sus posturas o técnicas mientras están en las máquinas. “Ellos están aquí para cumplir. Si el barbijo de alguien no está bien puesto, le pedirán que se lo pongan. Si las personas no están cumpliendo con la distancia social, les pedirán que mantengan más espacio entre sí”, explica James Gu, gerente General de In the Wild.

Además, en cada sede de In the Wild hay un foodtruck de Broken Coconut que sirve batidos y yogures. “Lo que nos distingue es la permanencia. Mientras otros se asientan al aire libre como medidas temporales, In the Wild es un espacio completamente funcional. Estaremos aquí el mayor tiempo posible, y con suerte, también en otros lugares”, concluye Gu.