En Salta, un grupo de 42 gimnasios presentó un amparo judicial para poder reabrir sus puertas

En Salta, un grupo de 42  gimnasios presentó un amparo judicial para poder reabrir sus puertas

En Salta, un grupo de 42 propietarios de gimnasios presentó el martes 5 de octubre un amparo judicial para poder reabrir. En lo que va del aislamiento social, preventivo y obligatorio, en la provincia norteña abrieron y cerraron tres veces. Actualmente, los centros de acondicionamiento físico se encuentran cerrados en la mayoría de los departamentos.

“Si bien no se unieron a esta acción legal varios dueños, nosotros nos juntamos y lo hicimos por todas las personas que no querían o no podían sumarse. Esto lo hacemos en representación del sector en general y agrupados bajo la Asociación Fitness de Salta”, explica Liliana Martínez, dueña de Fitness y Baile.

“Vimos la necesidad de aunar esfuerzos en este amparo. Hasta el momento nada de lo que se hizo dio resultado, no nos escuchan. Sabiendo que la actividad física es una forma de paliar todo lo que estamos viviendo, viven pateando nuestra reapertura. La única manera que vimos de enfrentar esta situación fue la vía legal”, comenta Martínez.

“Tenemos mucha fe -prosigue- en que este amparo será aprobado. Pusimos todo en este accionar para que salga a favor, merecemos trabajar y hacer lo que amamos. Muchos vivimos de esto. Queremos que todos en la industria tengan la posibilidad de volver a abrir, que no se nos vuelva a impedir trabajar y lograr tener continuidad”.

En el amparo judicial, se especifican dos medidas cautelares que este grupo de gimnasios demanda: que se habiliten a los gimnasios, entrenadores personales y academias de danza y artes marciales, y que su reapertura respete un protocolo de higiene básico, en el que haya distanciamiento social, uso de tapabocas, ventilación y desinfección de ambientes.

“Ayer salió un fallo favorable de la justicia española de un amparo que también presentaron los gimnasios allá. En nuestro caso, estamos yendo contra las resoluciones nacionales y del COE provincial porque sus decretos y medidas son inconcebibles y violan una serie de derechos constitucionales, entre ellos el derecho al trabajo”, dice Sergio Bustos, abogado representante.

“Como en este caso se están incumpliendo derechos declarados por la Constitución Nacional, presentamos el amparo ante la Corte Suprema de Salta. Tenemos la expectativa de que haga un fallo ejemplar que deje asentado el precedente para que pueda replicarse a todas las provincias y causar la reapertura de los centros de acondicionamiento físico, que son aliados de la salud en este contexto”, concluye Bustos.