Los cambios en la actividad física, la dieta y el sueño durante la cuarentena se asocian con un estado de ánimo negativo, según un estudio

Los cambios en la actividad física, la dieta y el sueño durante la cuarentena se asocian con un estado de ánimo negativo, según un estudio

Los cambios en la actividad física, la dieta y el sueño durante la cuarentena están asociados con un estado de ánimo negativo, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad del Oeste de Escocia y la Universidad Glasgow Caledonian, que fue publicado a principios de septiembre en la revista científica Frontiers in Psychology.

Para el análisis, se encuestaron 399 ciudadanos escoceses de entre 18 y 72 años. En cuanto al ejercicio físico, los resultados revelaron que aquellos que entrenaron menos tenían una mayor puntuación negativa del estado anímico en comparación con aquellos cuyos niveles de actividad se mantuvieron iguales o se incrementaron.

“Aquellos que estaban haciendo mucha menos actividad física tenían un estado anímico negativo significativamente más alto que todos los demás grupos”, dice la profesora Joanne Ingram, autora del estudio. Sólo el 35,9% reportó haber aumentado su nivel de ejercicio físico, mientras que el 47,4% disminuyó la cantidad.

“Es posible que esta reducción esté influyendo en la salud mental de los participantes, ya que la actividad física mejora el estado de ánimo, y se asocia positivamente con el bienestar mental. Sin embargo, también es posible que quienes experimentan un estado de ánimo muy negativo hayan reducido el nivel de ejercitación”, explica Ingram.

Por otro lado, la investigación reveló que, en cuanto a los hábitos alimenticios, la dieta de quienes cambiaron su situación laboral debido a la pandemia se volvió menos saludable, y esto también se vincula con un estado anímico negativo. Respecto a la calidad del sueño, la mayoría de los encuestados durmió “mucho peor”, lo cual se relaciona con su mal humor.