Sonnos apuesta una vez más a la industria nacional y busca distribuidores para sus productos

Sonnos apuesta una vez más a la industria nacional y busca distribuidores para sus productos

La empresa argentina de equipamientos Sonnos invirtió durante la pandemia en infraestructura, maquinaria y en la mejora de procesos productivos para aumentar la capacidad de fabricación. A su vez, también está buscando gimnasios y distribuidores que deseen comercializar sus equipos y accesorios en todo el país y en el exterior.

“Cuando vimos que los productos que fabricamos estaban súper demandados, y sin saber que esta situación se iba a prolongar en el tiempo, fuimos haciendo inversiones cada vez más grandes para sobrellevar la demanda de la mejor manera”, cuenta Ariel Osso, uno de los propietarios de Sonnos. Para estas inversiones, la compañía usó dinero propio y créditos bancarios.

“Así empezamos a reforzar aquellas áreas productivas que se encargan de generar los productos más demandados, entre ellos los discos de PVC rellenos, pesas rusas, mancuernas rellenas y productos de fundición. Después invertimos en un galpón nuevo, incorporamos máquinas y mejoramos el servicio de cromado y pintura”, añade Osso.

“Durante 4 años -prosigue el emprendedor- fuimos una fábrica que funcionó al 60%. De repente tuvimos una demanda del 300% y nuestra capacidad productiva necesitaba movilizarse. Por eso empezamos a atacar todo lo que veíamos, logrando como resultado final cuadriplicar nuestra capacidad productiva total”.

En este nuevo escenario, Sonnos está buscando distribuidores de sus productos en toda la Argentina. “Tenemos alrededor de tres consultas nuevas por día de pequeños y grandes posibles distribuidores. En menos de cuatro meses, pasamos de tener entre 160 y 170 distribuidores a contar hoy con más de 250 activos”, señala Osso.

“Apuntamos a no saturar algunas zonas de Argentina y a captar nuevos distribuidores que nos ayuden a llegar a lugares donde el nivel de representación de Sonnos es escaso. Ya comercializamos en todas las provincias menos en Río Negro, y la idea es volver a trabajar sobre la cobertura de Uruguay, Bolivia, Chile y Paraguay”, explica Osso.

“Este proyecto de expansión –prosigue- es posible gracias a haber aumentado nuestra capacidad productiva. Como hay un incremento de la demanda de productos nacionales, apostamos a seguir fabricando en Argentina. Estamos orgullosos de producir en suelo argentino, contra todas las adversidades y desafíos que presenta el país y la situación actual”.