En Estados Unidos, los gimnasios en Carolina del Norte reabrieron después de haber presionado al gobernador para que los autorizara

En Estados Unidos, los gimnasios en Carolina del Norte reabrieron después de haber presionado al gobernador para que los autorizara

Los gimnasios de Carolina del Norte, Estados Unidos, obtuvieron el permiso para reabrir sus puertas el pasado viernes 4 de septiembre tras haber presionado al gobernador Roy Cooper con que lo harían de todas formas, gracias a una carta de la Oficina Fiscal General que les permitía operar atendiendo solo a quienes tuvieran prescripción médica.

En esta etapa 2.5, los gimnasios pueden funcionar con un 30% de su capacidad, mientras que sus socios deben seguir un protocolo que contempla la distancia de dos metros entre sí, y el uso de tapaboca. De esta manera, la vuelta a la actividad es en un marco aprobado por las autoridades locales.

Respecto al “vacío legal” que les permitía abrir para ofrecer sus entrenamientos a las personas que tuvieran una prescripción médica, esto se trata de una carta emitida por el Fiscal General Josh Stein a principios de junio. A partir de entonces, algunos gimnasios usaron este recurso para reabrir.

Tal es el caso de la cadena Gold Gym’s, que a mitad de junio volvió a operar con sus sedes de Clayton y Goldsboro. Por otro lado, entre las cadenas que se pronunciaron a favor de la reapertura antes de lo anunciado se encuentra O2 Fitness, que difundió por los medios sus planes de reapertura “con cuidado, responsabilidad y seguridad”.

Sin embargo, esta última recién volvió a su actividad a partir del viernes pasado. “Estamos emocionados de finalmente poder servir a nuestros socios (…). Nuestro deber de proveer un ambiente seguro es nuestra prioridad”, anunció O2 Fitness. Los gimnasios de este estado estuvieron cerrados desde mediados de marzo.