El entrenamiento mediante realidad virtual inmersiva puede mejorar las funciones físicas y cognitivas, según científicos

El entrenamiento mediante realidad virtual inmersiva puede mejorar las funciones físicas y cognitivas, según científicos

El entrenamiento mediante la realidad virtual inmersiva brinda beneficios a nivel físico y cognitivo, según lo afirma un equipo de científicos del Centro de Investigación Sobre Envejecimiento Inteligente (IDAC) de la Universidad de Tohoku, en Sendai, Japón.

Para comprobarlo, el profesor Ryuta Kawashima, director del IDAC, sometió a participantes que transitaban su juventud y que estaban físicamente sanos a un programa de entrenamiento físico virtual. Se les pidió que permanecieran sentados, y se les puso un casco de realidad virtual para que vieran a un avatar suyo ejercitarse.

Este cuerpo virtual les dio una sensación de correr y caminar durante ocho minutos. Los investigadores descubrieron que el ritmo cardíaco de los participantes aumentaba de forma coherente con los movimientos virtuales, a pesar de que en la realidad estaban completamente quietos.

«La aplicación de la realidad virtual inmersiva con fines clínicos a menudo se pone en duda porque originalmente fue diseñada para el entretenimiento. Pero este estudio demuestra que puede ser útil para que las personas con discapacidades motoras tengan beneficios comparables a la actividad física real”, dice la Profesora Dalila Burin.

“También es beneficioso para las personas que quieren empezar a hacer ejercicio de una manera entretenida y segura”, agrega Burin, coautora del estudio. Este fue publicado en la web de la universidad a fines de agosto. En cuanto a la actividad cognitiva, el rendimiento mejoró en cuanto a rapidez y activación de zonas cerebrales.

“Al introducir la tecnología de realidad virtual en el campo de la neurociencia cognitiva, los investigadores pretenden ofrecer soluciones clínicas para los pacientes y también contribuir a los modelos teóricos de representación corporal y control motor”, finalizan los autores de la investigación.