No hubo contagios en gimnasios de Entre Ríos, según un relevamiento de 184 centros de fitness realizado entre el 3 y el 28 de agosto

No hubo contagios en gimnasios de Entre Ríos, según un relevamiento de 184 centros de fitness realizado entre el 3 y el 28 de agosto

Un relevamiento realizado por la Cámara de Gimnasios de Entre Ríos entre 184 centros de fitness de la provincia, entre el 3 y 28 de agosto pasado, confirma que no se registraron contagios de Covid-19 dentro del ámbito de sus instalaciones en ese periodo. Durante esos 25 días, asistieron a esos 184 gimnasios 15.719 personas un promedio de 2,8 veces por semana.

“En ese periodo recibimos aviso de 9 casos positivos de Covid-19 en gimnasios, pero todos habían sido contraídos fuera del ámbito de nuestras instalaciones. Por esos casos, se aislaron a 52 personas y las autoridades sanitarias pudieron constatar que ninguna de ellas resultó contagiada”, afirma Diego Scocco, presidente de la Cámara de Gimnasios de Entre Ríos.

Sin embargo, de parte de las autoridades sanitarias de Entre Ríos no hubo ningún tipo de relevamiento del sector. “Nosotros lo llevamos a cabo para contar con datos fehacientes de cómo funcionan los gimnasios y poder demostrar lo que nosotros sabemos y es que nuestras instalaciones son lugares seguros y no son focos de contagio”, explica.

“El lunes 31 de agosto nos avisaron que volvíamos a fase 3, y por eso debíamos cerrar. Las autoridades no tomaron ningún tipo de medida para alivianar nuestra situación, por más que algunos pudimos acceder a los créditos a tasa cero. Por el momento, no hay beneficios en cuanto a impuestos ni servicios”, dice Andrea Sanfilippo, dueña del gimnasio Taian.

“Este nuevo cierre fue caótico porque con un mes de actividad no alcanzamos ni llegamos a levantar cabeza. La diferencia es que esta vez la situación no nos agarró tan mal parados porque veníamos rentando equipos y con las clases virtuales. Estamos más fortalecidos y unidos con otros dueños, con los que tratamos de acompañarnos”, agrega Sanfilippo.

En Gualeguaychú, “nos ofrecieron un préstamo de $20 mil pesos, que la mayoría no tomó ya que no cubría ni siquiera un mes de alquiler, y significaba generar más deudas de las que ya tenemos. Muchos colegas tuvieron que cerrar definitivamente y muchos profes se quedaron sin trabajo”, cuenta Ayelén Cozzarin del gimnasio VITA de esa ciudad.