En Campo Grande, Mato Grosso Del Sur –Brasil-, la reapertura de gimnasios no impactó en la curva de contagios de Covid-19

En Campo Grande, Mato Grosso Del Sur –Brasil-, la reapertura de gimnasios no impactó en la curva de contagios de Covid-19

En la ciudad brasileña de Campo Grande, Mato Grosso Del Sur, en Brasil, datos oficiales confirman que la reapertura de gimnasios, concretada el 17 de abril pasado, no generó una alteración en la curva de contagios de COVID-19. El aumento más significativo de casos se produjo un mes después, cuando se eliminaron algunas restricciones en bares, restaurantes y otros locales de entretenimiento.

“Este gráfico –con datos oficiales- me dice que los gimnasios no son el problema”, destaca Marcos Tadeu, director de Alliance Fitness y representante en Brasil de MXM/Medallia, un software de gestión de experiencia de clientes. Justamente esta compañía realizó durante el mes de mayo un relevamiento en 1140 gimnasios ya reabiertos de varias regiones de Estados Unidos, que registraron 11 millones de visitas.

Este relevamiento indicó que entre el primero y el 25 de mayo, se registraron 512 casos positivos de Covid-19 entre miembros y empleados de esos gimnasios, pero ningún contagio confirmado dentro de las instalaciones. “Esto significa que la tasa de infectados en gimnasios fue del 0,005%, o sea nada”, remarca Tadeu.

En Brasil, MXM/Medallia también confirmó mediante una consulta a usuarios que “los gimnasios reabiertos están haciendo muy bien su trabajo, con puntajes por encima de 9 sobre 10 en relación a aspectos como el cumplimiento de protocolos, limpieza de equipos, higiene de manos, respecto por la distancia social”, explica Tadeu.

“En los comentarios que deja la gente –prosigue- también reconocen que a pesar de que tenían miedo, ahora se sienten seguros al comprobar que los gimnasios hacen todo lo posible y más para mantenerlos protegidos”.